(15 Porciones)

1 bizcochuelo de

crema de frambuesas

1 taza de frambuesas

1 taza de queso crema

 

Frosting rosa

500 g de mantequilla

700 g de azúcar flor

1 cda. de leche

Colorante en pasta

rosa, cantidad necesaria

1 bizcochuelo de

crema de frambuesas

1 taza de frambuesas

1 taza de queso crema

 

Frosting rosa

500 g de mantequilla

700 g de azúcar flor

1 cda. de leche

Colorante en pasta

rosa, cantidad necesaria

Preparar un bizcochuelo de vainilla. Reservar.

Crema de frambuesas Procesar la fruta lavada y escurrida. Añadir el queso crema y mezclar hasta obtener una preparación homogénea. Reservar la crema en la heladera durante 30 minutos.

Armado Para el armado, cortar el bizcochuelo en 3 capas del mismo grosor. Cubrir cada capa con la crema de frambuesas, utilizando una espátula plana.

Frosting rosa Batir la mantequilla junto con el azúcar impalpable hasta obtener una crema suave y lisa. Añadir la leche y el colorante rosa. Mezclar bien hasta lograr un color uniforme.

Untar la superficie de la torta con el frosting, con una espátula plana. Comenzar por los laterales y, por último, cubrir la parte superior.

Disponer el resto de la crema dentro de una manga con boquilla rizada. Trazar picos en la base de la torta hasta completar todo el contorno. Del mismo modo, dibujar rosas rococó sobre la superficie. Reservar en la heladera hasta el momento de servir.



Preparar un bizcochuelo de vainilla. Reservar.



Crema de frambuesas Procesar la fruta lavada y escurrida. Añadir el queso crema y mezclar hasta obtener una preparación homogénea. Reservar la crema en la heladera durante 30 minutos.



Armado Para el armado, cortar el bizcochuelo en 3 capas del mismo grosor. Cubrir cada capa con la crema de frambuesas, utilizando una espátula plana.



Frosting rosa Batir la mantequilla junto con el azúcar impalpable hasta obtener una crema suave y lisa. Añadir la leche y el colorante rosa. Mezclar bien hasta lograr un color uniforme.



Untar la superficie de la torta con el frosting, con una espátula plana. Comenzar por los laterales y, por último, cubrir la parte superior.



Disponer el resto de la crema dentro de una manga con boquilla rizada. Trazar picos en la base de la torta hasta completar todo el contorno. Del mismo modo, dibujar rosas rococó sobre la superficie. Reservar en la heladera hasta el momento de servir.