(8 Porciones)

16 ciruelas de

color rojo oscuro

4 cdas. de azúcar morena

150 g de mantequilla

1 taza de azúcar

250 g de harina

1 pizca de sal

1 cdita. de canela en polvo

1 cdita. de polvo de hornear

16 ciruelas de

color rojo oscuro

4 cdas. de azúcar morena

150 g de mantequilla

1 taza de azúcar

250 g de harina

1 pizca de sal

1 cdita. de canela en polvo

1 cdita. de polvo de hornear

Corte las ciruelas por la mitad y retire los cuescos. Colocarlas en un tazón y espolvorearlas con el azúcar morena; deje reposar durante media hora.

Mezclar en el procesador de alimentos la mantequilla con el azúcar, luego incorporar la harina, la pizca de sal, la canela en polvo y el polvo de hornear hasta lograr un arenado. Reservar una taza de esta preparación y coloque el resto en una tartera; presiónela con las manos hasta cubrir toda la superficie.

Acomodar las ciruelas sobre la masa en dos hileras; distribuir sobre ellas el azúcar que haya quedado en el tazón.

Espolvorear sobre las ciruelas el arenado reservado. Cocine en horno precalentado a 200° C durante 45 minutos, hasta que la masa esté dorada. Retirar del horno, dejar reposar y desmolde. Servir a temperatura ambiente.



Corte las ciruelas por la mitad y retire los cuescos. Colocarlas en un tazón y espolvorearlas con el azúcar morena; deje reposar durante media hora.



Mezclar en el procesador de alimentos la mantequilla con el azúcar, luego incorporar la harina, la pizca de sal, la canela en polvo y el polvo de hornear hasta lograr un arenado. Reservar una taza de esta preparación y coloque el resto en una tartera; presiónela con las manos hasta cubrir toda la superficie.



Acomodar las ciruelas sobre la masa en dos hileras; distribuir sobre ellas el azúcar que haya quedado en el tazón.



Espolvorear sobre las ciruelas el arenado reservado. Cocine en horno precalentado a 200° C durante 45 minutos, hasta que la masa esté dorada. Retirar del horno, dejar reposar y desmolde. Servir a temperatura ambiente.