(12 Porciones)

¼ de taza de agua

½ taza de leche

¼ de taza de

mantequilla cortada

en pedacitos

1 cucharada de té de

esencia de vainilla

¾ de taza de harina

3 huevos

Aceite, para freír

Azúcar impalpable,

para decorar

100 g de chocolate

negro para baño de

repostería

¼ de taza de agua

½ taza de leche

¼ de taza de

mantequilla cortada

en pedacitos

1 cucharada de té de

esencia de vainilla

¾ de taza de harina

3 huevos

Aceite, para freír

Azúcar impalpable,

para decorar

100 g de chocolate

negro para baño de

repostería

Poner a hervir el agua y la leche en una cacerola, agregar la mantequilla y la esencia de vainilla. Agregar la harina de una sola vez, bajar el fuego a mínimo y revolver con espátula de madera hasta obtener una masa lisa. Incorporar los huevos uno a uno sin dejar de revolver y siempre a fuego bajo. Batir enérgicamente en cada incorporación.

La masa debe despegarse de las paredes de la cacerola. Retirar del fuego y dejar enfriar.

Poner la preparación en una manga de repostería con boquilla rizada.

Calentar el aceite de fritura en una sartén e ir formando en el aire tiras de aproximadamente 6 cm, dejándolas caer en el aceite para freír. Dorar de un lado y darlas vuelta para completar la cocción.

Retirar con espumadera y colocar sobre papel absorbente. Espolvorear con azúcar impalpable y salsear con el baño de chocolate negro.



Poner a hervir el agua y la leche en una cacerola, agregar la mantequilla y la esencia de vainilla. Agregar la harina de una sola vez, bajar el fuego a mínimo y revolver con espátula de madera hasta obtener una masa lisa. Incorporar los huevos uno a uno sin dejar de revolver y siempre a fuego bajo. Batir enérgicamente en cada incorporación.



La masa debe despegarse de las paredes de la cacerola. Retirar del fuego y dejar enfriar.



Poner la preparación en una manga de repostería con boquilla rizada.



Calentar el aceite de fritura en una sartén e ir formando en el aire tiras de aproximadamente 6 cm, dejándolas caer en el aceite para freír. Dorar de un lado y darlas vuelta para completar la cocción.



Retirar con espumadera y colocar sobre papel absorbente. Espolvorear con azúcar impalpable y salsear con el baño de chocolate negro.