(20 Porciones)

Base de cereales

100 g de chocolate con leche

50 g de pasta de avellanas

150 g de cereales

Bizcocho de cacao

3 huevos

3 yemas

60 g de azúcar

3 claras

60 g de azúcar

70 g de harina

45 g de cacao en polvo

Aceite vegetal

Toffee de chocolate con leche

200 g de azúcar

200 g de crema

6 g de gelatina

150 g de cobertura de chocolate con leche

Almíbar de té de bergamota

200 ml de agua

200 g de azúcar

20 g de té de bergamota

Esponjoso al té Queen Victoria

210 g de crema

20 g de té o 90 g de azúcar

10 g de gelatina

750 g de

crema semibatida

Decoración

150 g de baño de repostería

Base de cereales

100 g de chocolate con leche

50 g de pasta de avellanas

150 g de cereales

Bizcocho de cacao

3 huevos

3 yemas

60 g de azúcar

3 claras

60 g de azúcar

70 g de harina

45 g de cacao en polvo

Aceite vegetal

Toffee de chocolate con leche

200 g de azúcar

200 g de crema

6 g de gelatina

150 g de cobertura de chocolate con leche

Almíbar de té de bergamota

200 ml de agua

200 g de azúcar

20 g de té de bergamota

Esponjoso al té Queen Victoria

210 g de crema

20 g de té o 90 g de azúcar

10 g de gelatina

750 g de

crema semibatida

Decoración

150 g de baño de repostería

Derretir el chocolate en el microondas y mezclar bien con la pasta de avellanas.

Agregar los cereales, (pueden ser copos de maíz azucarado, sin azúcar o cualquiera que prefieran) y mezclar bien.

Forrar la base del molde con papel aluminio, colocarlo sobre una base de metal, verter el contenido en el molde y llevar al freezer hasta que se endurezca. BIZCOCHO DE CACAO En un bol, colocar los huevos con las yemas y 60 g de azúcar y batir a velocidad media hasta que estén bien esponjosos. Agregarle las claras batidas previamente con 60 g de azúcar.

Incorporar la harina con el cacao después de tamizados, y mezclar con suavidad. Una vez que se logró una preparación homogénea, verter en un molde previamente rociado con aceite vegetal. Más allá de la forma, es importante que la superficie del molde sea igual al otro. Llevar al horno moderado hasta que al introducir un palillo salga limpio. Desmoldar en frío.

TOFFEE DE CHOCOLATE Llevar el azúcar en seco (sin agua) al fuego, una vez que se haya caramelizado, retirar y agregarle la crema previamente calentada por unos minutos. Trabajar con cuchara de madera para que no se queme.

Hidratar la gelatina y tras unos minutos de reposo, agregársela al caramelo. Mezclar.

Agregar a la preparación el chocolate previamente derretido en el microondas o a baño María y emulsionar bien con un mixer. Dejar enfriar a temperatura ambiente.

ALMÍBAR DE TÉ DE BERGAMOTA Realizar un almíbar clásico con las hebras de té de bergamota, el azúcar y el agua. Hervir unos minutos, retirar del fuego y dejarlo reposar en un bol hasta que enfríe.

ESPONJOSO DE TÉ Para realizar esta espuma de té, verter la crema fría sobre las hebras y dejar emulsionar 24 horas en la heladera en un recipiente cerrado herméticamente. Una vez pasado ese tiempo, calentar y colar la infusión con una gasa o un colador pequeño. Agregarle la gelatina previamente hidratada y entibiada. Incorporar la preparación a la crema semibatida a 3/4, revolviendo bien, sin batir para evitar que se corte.

ARMADO Sobre la base de cereales, verter el esponjoso de té.

Cubrir el esponjoso con una capa del bizcochuelo de cacao. Si se utilizó un molde de distinta forma, recortar los sobrantes para cubrir perfectamente toda la superficie.

Empapar el bizcochuelo con el almíbar de té y verter encima el toffee de chocolate con leche. Terminar con el esponjoso de té y llevar al freezer.

Para decorar, bañar una tabla plástica de cocina con el baño de repostería derretido en el microondas o a baño María. Extender sobre una mesa limpia, quitar el excedente con una espátula de metal, recoger lo que sobre y dejar enfriar. Una vez que se endureció, retirar la tabla, cortar en rectángulos con cuchillo, llevar a la heladera unos minutos y colocar en los laterales de la torta.



Derretir el chocolate en el microondas y mezclar bien con la pasta de avellanas.



Agregar los cereales, (pueden ser copos de maíz azucarado, sin azúcar o cualquiera que prefieran) y mezclar bien.



Forrar la base del molde con papel aluminio, colocarlo sobre una base de metal, verter el contenido en el molde y llevar al freezer hasta que se endurezca. BIZCOCHO DE CACAO En un bol, colocar los huevos con las yemas y 60 g de azúcar y batir a velocidad media hasta que estén bien esponjosos. Agregarle las claras batidas previamente con 60 g de azúcar.



Incorporar la harina con el cacao después de tamizados, y mezclar con suavidad. Una vez que se logró una preparación homogénea, verter en un molde previamente rociado con aceite vegetal. Más allá de la forma, es importante que la superficie del molde sea igual al otro. Llevar al horno moderado hasta que al introducir un palillo salga limpio. Desmoldar en frío.



TOFFEE DE CHOCOLATE Llevar el azúcar en seco (sin agua) al fuego, una vez que se haya caramelizado, retirar y agregarle la crema previamente calentada por unos minutos. Trabajar con cuchara de madera para que no se queme.



Hidratar la gelatina y tras unos minutos de reposo, agregársela al caramelo. Mezclar.



Agregar a la preparación el chocolate previamente derretido en el microondas o a baño María y emulsionar bien con un mixer. Dejar enfriar a temperatura ambiente.



ALMÍBAR DE TÉ DE BERGAMOTA Realizar un almíbar clásico con las hebras de té de bergamota, el azúcar y el agua. Hervir unos minutos, retirar del fuego y dejarlo reposar en un bol hasta que enfríe.



ESPONJOSO DE TÉ Para realizar esta espuma de té, verter la crema fría sobre las hebras y dejar emulsionar 24 horas en la heladera en un recipiente cerrado herméticamente. Una vez pasado ese tiempo, calentar y colar la infusión con una gasa o un colador pequeño. Agregarle la gelatina previamente hidratada y entibiada. Incorporar la preparación a la crema semibatida a 3/4, revolviendo bien, sin batir para evitar que se corte.



ARMADO Sobre la base de cereales, verter el esponjoso de té.



Cubrir el esponjoso con una capa del bizcochuelo de cacao. Si se utilizó un molde de distinta forma, recortar los sobrantes para cubrir perfectamente toda la superficie.



Empapar el bizcochuelo con el almíbar de té y verter encima el toffee de chocolate con leche. Terminar con el esponjoso de té y llevar al freezer.



Para decorar, bañar una tabla plástica de cocina con el baño de repostería derretido en el microondas o a baño María. Extender sobre una mesa limpia, quitar el excedente con una espátula de metal, recoger lo que sobre y dejar enfriar. Una vez que se endureció, retirar la tabla, cortar en rectángulos con cuchillo, llevar a la heladera unos minutos y colocar en los laterales de la torta.