(6 Porciones)

1 kg de zapallo

90 g (cuatro

cucharadas) de

bicarbonato de

sodio

700 g de azúcar

1 rama de canela

Esencia de vainilla

1 kg de zapallo

90 g (cuatro

cucharadas) de

bicarbonato de

sodio

700 g de azúcar

1 rama de canela

Esencia de vainilla

1 kg de zapallo 90 g (cuatro cucharadas) de bicarbonato de sodio 700 g de azúcar 1 rama de canela Esencia de vainilla

Cortar en cubos del mismo tamaño para que la cocción sea pareja. Desechar los trocitos que hayan quedado triangulares o disparejos. Reservarlos para una mermelada.

Colocar los cubos de zapallo en un recipiente con agua y bicarbonato de sodio. Dejar reposar durante 8 horas revolviendo ocasiónalmente para asegurarse de que los cubitos están sumergidos. Lavar muy bien para retirar el bicarbonato.

Vertir los cubos de zapallo en una olla profunda. Cubrirlos con agua y cocinar durante 30 minutos. Agregar el azúcar, la rama de canela y la esencia de vainilla. Cocinar a fuego suave hasta que el líquido espese.

Los cubitos deben quedar firmes por fuera y blandos por dentro. Retirar del fuego,



1 kg de zapallo 90 g (cuatro cucharadas) de bicarbonato de sodio 700 g de azúcar 1 rama de canela Esencia de vainilla



Cortar en cubos del mismo tamaño para que la cocción sea pareja. Desechar los trocitos que hayan quedado triangulares o disparejos. Reservarlos para una mermelada.



Colocar los cubos de zapallo en un recipiente con agua y bicarbonato de sodio. Dejar reposar durante 8 horas revolviendo ocasiónalmente para asegurarse de que los cubitos están sumergidos. Lavar muy bien para retirar el bicarbonato.



Vertir los cubos de zapallo en una olla profunda. Cubrirlos con agua y cocinar durante 30 minutos. Agregar el azúcar, la rama de canela y la esencia de vainilla. Cocinar a fuego suave hasta que el líquido espese.



Los cubitos deben quedar firmes por fuera y blandos por dentro. Retirar del fuego,