(8 Porciones)

12 bizcochos de vainilla

50 ml de café espresso

20 ml de oporto

50 g de azúcar

Crema de mascarpone

400 g de queso mascarpone

120 g de azúcar flor

1 cucharadita de esencia de vainilla

300 ml de crema de leche

Crema de chocolate blanco

200 g de chocolate blanco

300 ml de crema de leche

Decoración

100 g de granos de café bañados

en chocolate

20 g de cacao amargo

50 g de chocolate blanco

50 g de chocolate amargo

Confites dorados

12 bizcochos de vainilla

50 ml de café espresso

20 ml de oporto

50 g de azúcar

Crema de mascarpone

400 g de queso mascarpone

120 g de azúcar flor

1 cucharadita de esencia de vainilla

300 ml de crema de leche

Crema de chocolate blanco

200 g de chocolate blanco

300 ml de crema de leche

Decoración

100 g de granos de café bañados

en chocolate

20 g de cacao amargo

50 g de chocolate blanco

50 g de chocolate amargo

Confites dorados

Colocar los bizcochos de vainilla cortados en trozos sobre la base donde se va a servir el tiramisú. Mezclar el café con el oporto y el azúcar y embeber los bizcochos utilizando un pincel.

Para la crema de mascarpone, en un bol, mezclar el queso mascarpone con el azúcar flor hasta obtener una crema lisa. Añadir la esencia de vainilla y batir hasta integrar todos los ingredientes. Aparte, batir la crema de leche y luego, integrar a la preparación anterior.

Picar el chocolate blanco en trozos pequeños y derretir a baño María.

Separar la crema de mascarpone en 2: reservar 1 de las 2 partes y mezclar la otra mitad con el chocolate blanco derretido, utilizando una espátula de goma.

Cubrir la superficie de los bizcochos con la crema de chocolate blanco y mascarpone. Disponer sobre esta el resto de la crema de mascarpone reservada.

Decorar el tiramisú con los granos de café bañados en chocolate, el cacao amargo, los chocolates rallados y los confites dorados.



Colocar los bizcochos de vainilla cortados en trozos sobre la base donde se va a servir el tiramisú. Mezclar el café con el oporto y el azúcar y embeber los bizcochos utilizando un pincel.



Para la crema de mascarpone, en un bol, mezclar el queso mascarpone con el azúcar flor hasta obtener una crema lisa. Añadir la esencia de vainilla y batir hasta integrar todos los ingredientes. Aparte, batir la crema de leche y luego, integrar a la preparación anterior.



Picar el chocolate blanco en trozos pequeños y derretir a baño María.



Separar la crema de mascarpone en 2: reservar 1 de las 2 partes y mezclar la otra mitad con el chocolate blanco derretido, utilizando una espátula de goma.



Cubrir la superficie de los bizcochos con la crema de chocolate blanco y mascarpone. Disponer sobre esta el resto de la crema de mascarpone reservada.



Decorar el tiramisú con los granos de café bañados en chocolate, el cacao amargo, los chocolates rallados y los confites dorados.