(2 Porciones)

2 truchas pequeñas

50 g de mantequilla

Sal y pimienta,

a gusto

50 g de champiñones

50 g de almendras

peladas

1 cebolla

50 ml de coñac

150 ml de crema de leche

Papas, para acompañar

Perejil fresco, para

decorar

2 truchas pequeñas

50 g de mantequilla

Sal y pimienta,

a gusto

50 g de champiñones

50 g de almendras

peladas

1 cebolla

50 ml de coñac

150 ml de crema de leche

Papas, para acompañar

Perejil fresco, para

decorar

Dorar en una sartén las truchas desespinadas en 30 g de mantequilla. Condimentar con sal y pimienta. Reservar en una fuente para horno.

En otra sartén, sofreír el resto de la mantequilla, los champiñones fileteados y las almendras peladas.

Incorporar una cebolla picada muy fina y el coñac. Remover con cuchara de madera.

Agregar la crema de leche. Salpimentar a gusto y dejar reducir el líquido a fuego suave.

Verter la salsa sobre las truchas, cubrir con papel de aluminio y cocinar en horno a 200° C de 15 a 20 minutos. Servir acompañado de papas cocidas al vapor. Esparcir perejil fresco picado.



Dorar en una sartén las truchas desespinadas en 30 g de mantequilla. Condimentar con sal y pimienta. Reservar en una fuente para horno.



En otra sartén, sofreír el resto de la mantequilla, los champiñones fileteados y las almendras peladas.



Incorporar una cebolla picada muy fina y el coñac. Remover con cuchara de madera.



Agregar la crema de leche. Salpimentar a gusto y dejar reducir el líquido a fuego suave.



Verter la salsa sobre las truchas, cubrir con papel de aluminio y cocinar en horno a 200° C de 15 a 20 minutos. Servir acompañado de papas cocidas al vapor. Esparcir perejil fresco picado.