(10 Porciones)

Crumble:

200 g de harina

100 g de mantequilla

100 g de azúcar

Mousse de maracuyá:

300 g de queso crema

60 g de azúcar flor

100 g de pulpa de maracuyá

150 ml de crema de leche

Almíbar:

100 g de azúcar

150 ml de agua

Ralladura de 1 limón

Armado:

15 bizcochos de vainilla

250 ml de crema de leche

50 g de azúcar flor

Ralladura de 1 lima y de 1 limón

Decoración:

4 cucharadas de pulpa maracuyá

100 g de arándanos

l Hojas de menta fresca

Crumble:

200 g de harina

100 g de mantequilla

100 g de azúcar

Mousse de maracuyá:

300 g de queso crema

60 g de azúcar flor

100 g de pulpa de maracuyá

150 ml de crema de leche

Almíbar:

100 g de azúcar

150 ml de agua

Ralladura de 1 limón

Armado:

15 bizcochos de vainilla

250 ml de crema de leche

50 g de azúcar flor

Ralladura de 1 lima y de 1 limón

Decoración:

4 cucharadas de pulpa maracuyá

100 g de arándanos

l Hojas de menta fresca

Para el crumble, trabajar la harina, la mantequilla y el azúcar hasta obtener una consistencia arenosa. Volcar la preparación sobe una placa apenas engrasada y hornear a 160° C durante 15 minutos, hasta que la preparación esté apenas dorada. Retirar, dejar enfriar y reservar.

Para el mousse de maracuyá, mezclar el queso crema con el azúcar flor hasta obtener una crema lisa.

Incorporar la pulpa de maracuyá y la crema semibatida. Mezclar hasta integrar bien todos los ingredientes. Reservar.

Para el almíbar, colocar el azúcar junto con el agua en una olla y llevar a fuego moderado. Una vez que rompa el hervor, retirar del fuego. Añadir la ralladura de limón y dejar enfriar. Colocar los bizcochos de vainilla cortados en trozos en la base del recipiente elegido para armar el triffle y humedecerlos con el almíbar, utilizando un pincel.

Cubrir la superficie de los bizcochos con el mousse. Colocar por encima la crema semibatida con el azúcar flor y las ralladuras de lima y limón.

Ubicar el crumble sobre la crema. Decorar con la pulpa de maracuyá, los arándanos frescos y unas hojas de menta fresca.



Para el crumble, trabajar la harina, la mantequilla y el azúcar hasta obtener una consistencia arenosa. Volcar la preparación sobe una placa apenas engrasada y hornear a 160° C durante 15 minutos, hasta que la preparación esté apenas dorada. Retirar, dejar enfriar y reservar.



Para el mousse de maracuyá, mezclar el queso crema con el azúcar flor hasta obtener una crema lisa.



Incorporar la pulpa de maracuyá y la crema semibatida. Mezclar hasta integrar bien todos los ingredientes. Reservar.



Para el almíbar, colocar el azúcar junto con el agua en una olla y llevar a fuego moderado. Una vez que rompa el hervor, retirar del fuego. Añadir la ralladura de limón y dejar enfriar. Colocar los bizcochos de vainilla cortados en trozos en la base del recipiente elegido para armar el triffle y humedecerlos con el almíbar, utilizando un pincel.



Cubrir la superficie de los bizcochos con el mousse. Colocar por encima la crema semibatida con el azúcar flor y las ralladuras de lima y limón.



Ubicar el crumble sobre la crema. Decorar con la pulpa de maracuyá, los arándanos frescos y unas hojas de menta fresca.