(4 Porciones)

1 taza de harina

1 cucharadita de polvo para hornear

1 pizca de sal

3 cucharadas de azúcar

3 yemas

1/2 taza de leche

25 g de mantequilla

3 claras

Mantequilla, para freír

1 taza de harina

1 cucharadita de polvo para hornear

1 pizca de sal

3 cucharadas de azúcar

3 yemas

1/2 taza de leche

25 g de mantequilla

3 claras

Mantequilla, para freír

Cernir la harina con el polvo para hornear, la pizca de sal y el azúcar.

Agregar las yemas batidas con la leche y la mantequilla fundida.

Batir las claras a punto nieve e incorporarlas a la preparación anterior con movimientos suaves y envolventes.

Calentar una sartén para crepes o una sartén pequeña con 1 cubito de mantequilla. Verter porciones de masa en un punto, sin deslizar, con ayuda de una cuchara. Cocer a fuego moderado.

Dar vuelta con ayuda de una espátula y cocer hasta dorar.



Cernir la harina con el polvo para hornear, la pizca de sal y el azúcar.



Agregar las yemas batidas con la leche y la mantequilla fundida.



Batir las claras a punto nieve e incorporarlas a la preparación anterior con movimientos suaves y envolventes.



Calentar una sartén para crepes o una sartén pequeña con 1 cubito de mantequilla. Verter porciones de masa en un punto, sin deslizar, con ayuda de una cuchara. Cocer a fuego moderado.



Dar vuelta con ayuda de una espátula y cocer hasta dorar.