(10 Porciones)

200 g de chocolate

200 g de mantequilla

6 yemas

20 g de harina

6 claras

110 g de azúcar

 

Para la crema de chocolate

500 ml de crema de leche

150 g de azúcar

50 g de cacao amargo

200 g de chocolate

200 g de mantequilla

6 yemas

20 g de harina

6 claras

110 g de azúcar

 

Para la crema de chocolate

500 ml de crema de leche

150 g de azúcar

50 g de cacao amargo

Derretir el chocolate con la mantequilla a baño María. Agregar las yemas, una a una. Incorporar la harina cernida.

Batir las claras y el azúcar a punto nieve. Añadir al chocolate.

Calentar el horno a 180°C. Forrar la base de un molde de 24 cm con papel engrasado. Verter la preparación en el molde. Cocinar por 45 minutos, aproximadamente.

Dejar enfriar en el horno apagado, el pastel se hundirá en el medio. Para controlar la cocción, pinchar los bordes y ver que el palillo salga limpio. El centro debe quedar húmedo.

Para preparar la crema, mezclar la crema, el azúcar y el cacao. Dejar reposar en el refrigerador Por 40 minutos, aproximadamente. Retirar del refrigerador y batir a punto chantillí.

Rellenar el agujero del pastel con la crema de chocolate. Decorar con ayuda de una cuchara, o dibujar hojas, con ayuda de una manga de boca ancha. Enfriar bien y servir.



Derretir el chocolate con la mantequilla a baño María. Agregar las yemas, una a una. Incorporar la harina cernida.



Batir las claras y el azúcar a punto nieve. Añadir al chocolate.



Calentar el horno a 180°C. Forrar la base de un molde de 24 cm con papel engrasado. Verter la preparación en el molde. Cocinar por 45 minutos, aproximadamente.



Dejar enfriar en el horno apagado, el pastel se hundirá en el medio. Para controlar la cocción, pinchar los bordes y ver que el palillo salga limpio. El centro debe quedar húmedo.



Para preparar la crema, mezclar la crema, el azúcar y el cacao. Dejar reposar en el refrigerador Por 40 minutos, aproximadamente. Retirar del refrigerador y batir a punto chantillí.



Rellenar el agujero del pastel con la crema de chocolate. Decorar con ayuda de una cuchara, o dibujar hojas, con ayuda de una manga de boca ancha. Enfriar bien y servir.