(8 Porciones)

Almíbar:

150 ml de agua

120 g de azúcar

15 g de café instantáneo

25 ml de licor de café

 

Bizcocho de vainilla:

4 huevos

120 g de azúcar

1 cucharadita

de esencia de vainilla

120 g de harina

Mousse mascarpone:

4 yemas

125 g de azúcar

40 ml de agua

7 g de gelatina

250 g de queso Mascarpone

(preferentemente) o queso crema

200 ml de crema de leche

Almíbar:

150 ml de agua

120 g de azúcar

15 g de café instantáneo

25 ml de licor de café

 

Bizcocho de vainilla:

4 huevos

120 g de azúcar

1 cucharadita

de esencia de vainilla

120 g de harina

Mousse mascarpone:

4 yemas

125 g de azúcar

40 ml de agua

7 g de gelatina

250 g de queso Mascarpone

(preferentemente) o queso crema

200 ml de crema de leche

Para el almíbar, colocar el agua junto con el azúcar en una cacerola y cocinar hasta el primer hervor. Retirar del fuego y agregar el café y el licor de café.

Para el bizcocho, batir los huevos con el azúcar y la esencia de vainillaa punto cinta. Incorporar la harina tamizada con movimientos envolventes.

Verter la preparación en un molde de 24 cm de diámetro engrasado y enharinado. Hornear a 180° C de 15 a 20 minutos. Retirar y reservar.

Para el mousse, batir las yemas a blanco. Hacer un almíbar con el azúcar y el agua. Verter en forma de hilo sobre las yemas. Batir hasta lograr una crema blanca.

Hidratar y disolver la gelatina. Batir la crema de leche a medio punto. Incorporar la gelatina sobre el batido de yemas, en forma envolvente. Agregar el queso mascarpone e integrar bien con movimientos suaves.

Agregar la crema de leche e integrar en forma envolvente.

Para el armado, cortar el bizcocho en 2 capas, una más gruesa que la otra. Acomodar una capa de bizcocho en la base de un molde de 24 cm de diámetro. Humectar con el almíbar. Verter por encima una capa de mousse de queso.

Cubrir con la otra capa de bizcocho y humectar muy bien con el almíbar. Completar con la crema de queso restante. Llevar al refrigerador hasta enfriar bien. Antes de servir, espolvorear con cacao en polvo y cintas de chocolate.



Para el almíbar, colocar el agua junto con el azúcar en una cacerola y cocinar hasta el primer hervor. Retirar del fuego y agregar el café y el licor de café.



Para el bizcocho, batir los huevos con el azúcar y la esencia de vainillaa punto cinta. Incorporar la harina tamizada con movimientos envolventes.



Verter la preparación en un molde de 24 cm de diámetro engrasado y enharinado. Hornear a 180° C de 15 a 20 minutos. Retirar y reservar.



Para el mousse, batir las yemas a blanco. Hacer un almíbar con el azúcar y el agua. Verter en forma de hilo sobre las yemas. Batir hasta lograr una crema blanca.



Hidratar y disolver la gelatina. Batir la crema de leche a medio punto. Incorporar la gelatina sobre el batido de yemas, en forma envolvente. Agregar el queso mascarpone e integrar bien con movimientos suaves.



Agregar la crema de leche e integrar en forma envolvente.



Para el armado, cortar el bizcocho en 2 capas, una más gruesa que la otra. Acomodar una capa de bizcocho en la base de un molde de 24 cm de diámetro. Humectar con el almíbar. Verter por encima una capa de mousse de queso.



Cubrir con la otra capa de bizcocho y humectar muy bien con el almíbar. Completar con la crema de queso restante. Llevar al refrigerador hasta enfriar bien. Antes de servir, espolvorear con cacao en polvo y cintas de chocolate.