(4 Porciones)

1 kg de pescado blanco (merluza, lenguado, pejesapo, bacalao, etc.)

3 claras de huevo

2 cucharadas de pan rallado

2 cucharadas de queso rallado

Sal y pimienta, a gusto

1 cucharadita de jengibre fresco rallado

50 ml de aceite de oliva  200 g de masa de hojaldre

1 huevo

50 ml de leche

1 cucharada de azúcar

1 kg de pescado blanco (merluza, lenguado, pejesapo, bacalao, etc.)

3 claras de huevo

2 cucharadas de pan rallado

2 cucharadas de queso rallado

Sal y pimienta, a gusto

1 cucharadita de jengibre fresco rallado

50 ml de aceite de oliva  200 g de masa de hojaldre

1 huevo

50 ml de leche

1 cucharada de azúcar

Colocar en un bol el pescado picado, las claras de huevos, las cucharadas de pan rallado, las cucharadas de queso rallado y condimentar con sal, pimienta y el jengibre rallado.

Forrar una fuente para terrina, que se pueda llevar al horno y también a la mesa, con hojas de espinaca limpias. Rociar con aceite de oliva.

Verter con cuidado la preparación de pescado sobre las espinacas.

Cubrir la superficie con la masa de hojaldre, y realizar un orificio central con un cuchillo en forma de cruz para que sirva de chimenea para el vapor de la cocción.

Pincelar la masa con el huevo batido con leche. Espolvorear con 1 cucharada de azúcar y llevar a horno a 200°C durante 50 minutos.



Colocar en un bol el pescado picado, las claras de huevos, las cucharadas de pan rallado, las cucharadas de queso rallado y condimentar con sal, pimienta y el jengibre rallado.



Forrar una fuente para terrina, que se pueda llevar al horno y también a la mesa, con hojas de espinaca limpias. Rociar con aceite de oliva.



Verter con cuidado la preparación de pescado sobre las espinacas.



Cubrir la superficie con la masa de hojaldre, y realizar un orificio central con un cuchillo en forma de cruz para que sirva de chimenea para el vapor de la cocción.



Pincelar la masa con el huevo batido con leche. Espolvorear con 1 cucharada de azúcar y llevar a horno a 200°C durante 50 minutos.