(4 Porciones)

3 pechugas de pollo

1 zanahoria

1 cebolla morada

1 apio

1 lata de tomates perita escurridos

Sal y pimienta, a gusto

3 claras

3 pechugas de pollo

1 zanahoria

1 cebolla morada

1 apio

1 lata de tomates perita escurridos

Sal y pimienta, a gusto

3 claras

Con un cuchillo filoso, quite toda la grasa visible de las pechugas de pollo. Pele la zanahoria y córtela en rodajas. Pele la cebolla y córtela en cuartos. Hierva las pechugas y los vegetales en una cacerola con abundante agua con sal.

Coloque las pechugas, las verduras cocidas y los tomates perita escurridos en un procesador de alimentos. Procese hasta obtener una pasta lisa y homogénea. Condimente con sal y pimienta a gusto y mezcle bien.

Agregue las claras ligeramente batidas y mezcle hasta integrar.

Vierta la preparación de pollo y verduras en moldes individuales o en un molde rectangular para budín forrado con papel de aluminio. Presione con el revés de la cuchara para emparejar. Cocine en el horno a 180 grados durante unos 45 minutos. Cuando enfríe, lleve al refrigerador durante unas 2 horas y luego desmonte.



Con un cuchillo filoso, quite toda la grasa visible de las pechugas de pollo. Pele la zanahoria y córtela en rodajas. Pele la cebolla y córtela en cuartos. Hierva las pechugas y los vegetales en una cacerola con abundante agua con sal.



Coloque las pechugas, las verduras cocidas y los tomates perita escurridos en un procesador de alimentos. Procese hasta obtener una pasta lisa y homogénea. Condimente con sal y pimienta a gusto y mezcle bien.



Agregue las claras ligeramente batidas y mezcle hasta integrar.



Vierta la preparación de pollo y verduras en moldes individuales o en un molde rectangular para budín forrado con papel de aluminio. Presione con el revés de la cuchara para emparejar. Cocine en el horno a 180 grados durante unos 45 minutos. Cuando enfríe, lleve al refrigerador durante unas 2 horas y luego desmonte.