(8 Porciones)

Masa integral

300 g de harina integral

1 cucharadita de sal

Una pizca de pimienta

8 cucharadas de aceite de oliva

75 ml de agua Relleno

1 cucharada de aceite

2 cebollas picadas

2 dientes de ajo picados (opcionales)

2 atados de espinaca fresca lavada y picada

1 cda. de aceite de oliva

200 g de champiñones fileteados

3 huevos

Sal y pimienta, al gusto

Aceite de girasol, para engrasar

200 g de semillas de girasol tostadas

Masa integral

300 g de harina integral

1 cucharadita de sal

Una pizca de pimienta

8 cucharadas de aceite de oliva

75 ml de agua Relleno

1 cucharada de aceite

2 cebollas picadas

2 dientes de ajo picados (opcionales)

2 atados de espinaca fresca lavada y picada

1 cda. de aceite de oliva

200 g de champiñones fileteados

3 huevos

Sal y pimienta, al gusto

Aceite de girasol, para engrasar

200 g de semillas de girasol tostadas

Para la masa, en un recipiente profundo, mezclar la harina junto con la sal, la pimienta y el aceite.

Mezclar y agregar agua, poco a poco, hasta incorporar bien todos los ingredientes.

Unir la preparación sin amasar demasiado, hasta que quede una masa lisa y suave, que no se pegue a las manos.

Envolver la masa en papel film y dejarla reposar durante 30 minutos en el refrigerador.

Formar 4 bollos y estirar con palo de amasar. Forrar con la masa estirada un molde para tarta grande o 4 moldes para tarta individuales, previamente aceitados. Cortar el sobrante con las manos. Horear.

Para el relleno, calentar el aceite en una sartén a fuego medio, sofreír allí las cebollas y el ajo opcional, y luego añadir la espinaca picada hasta que esté cocida. Retirar del fuego y reservar. Aparte, saltear los champiñones en aceite. Agregarlos a la preparación anterior. Incorporar los huevos batidos, y condimentar a gusto. Rellenar los moldes y durante 30 minutos más, o hasta que los huevos cuajen y la masa esté cocida. Retirar y, antes de servir, esparcir las semillas de girasol por encima.



Para la masa, en un recipiente profundo, mezclar la harina junto con la sal, la pimienta y el aceite.



Mezclar y agregar agua, poco a poco, hasta incorporar bien todos los ingredientes.



Unir la preparación sin amasar demasiado, hasta que quede una masa lisa y suave, que no se pegue a las manos.



Envolver la masa en papel film y dejarla reposar durante 30 minutos en el refrigerador.



Formar 4 bollos y estirar con palo de amasar. Forrar con la masa estirada un molde para tarta grande o 4 moldes para tarta individuales, previamente aceitados. Cortar el sobrante con las manos. Horear.



Para el relleno, calentar el aceite en una sartén a fuego medio, sofreír allí las cebollas y el ajo opcional, y luego añadir la espinaca picada hasta que esté cocida. Retirar del fuego y reservar. Aparte, saltear los champiñones en aceite. Agregarlos a la preparación anterior. Incorporar los huevos batidos, y condimentar a gusto. Rellenar los moldes y durante 30 minutos más, o hasta que los huevos cuajen y la masa esté cocida. Retirar y, antes de servir, esparcir las semillas de girasol por encima.