(8 Porciones)

4 alcachofas

1/2 limón

3 huevos

125 g (1/2 taza) de crema de leche

125 g (1/2 taza) de queso crema

1/2 taza de queso gruyère en cubos

Sal y pimienta, a gusto

4 rebanadas de pan de molde

Aceite de oliva, cantidad necesaria

1 cucharada de orégano fresco

1 masa de hojaldre para tarta

4 alcachofas

1/2 limón

3 huevos

125 g (1/2 taza) de crema de leche

125 g (1/2 taza) de queso crema

1/2 taza de queso gruyère en cubos

Sal y pimienta, a gusto

4 rebanadas de pan de molde

Aceite de oliva, cantidad necesaria

1 cucharada de orégano fresco

1 masa de hojaldre para tarta

Hervir las alcachofas en agua y 1/2 limón hasta que estén tiernos.

Dejar enfriar y retirar las hojas exteriores. Descartarlas.

Corte el corazón y las hojas tiernas en tiras. Mezcle los huevos, la crema de leche, el queso crema y el queso gruyère y condimentar con sal y pimienta.

Corte el corazón y las hojas tiernas en tiras. Mezcle los huevos, la crema de leche, el queso crema y el queso gruyère y condimentar con sal y pimienta.

Forrar un molde para tarta rectangular con la masa hojaldrada. Distribuir sobre ella las alcachofas y verter la preparación de huevos. Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada (alrededor de 180 ºC). Pasados 15 minutos de cocción, retirar la tarta del horno y espolvorear con los cubos de pan y queso gruyère. Cocinar hasta que la masa esté dorada y el relleno, firme.



Hervir las alcachofas en agua y 1/2 limón hasta que estén tiernos.



Dejar enfriar y retirar las hojas exteriores. Descartarlas.



Corte el corazón y las hojas tiernas en tiras. Mezcle los huevos, la crema de leche, el queso crema y el queso gruyère y condimentar con sal y pimienta.



Corte el corazón y las hojas tiernas en tiras. Mezcle los huevos, la crema de leche, el queso crema y el queso gruyère y condimentar con sal y pimienta.



Forrar un molde para tarta rectangular con la masa hojaldrada. Distribuir sobre ella las alcachofas y verter la preparación de huevos. Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada (alrededor de 180 ºC). Pasados 15 minutos de cocción, retirar la tarta del horno y espolvorear con los cubos de pan y queso gruyère. Cocinar hasta que la masa esté dorada y el relleno, firme.