(6 Porciones)

500 g de spaghetti

3 cucharadas

de aceite

1 cebolla picada

250 g de carne picada

1 zanahoria

rallada gruesa

500 g de tomates

1 lata de tomates perita

1 cucharada de

tomillo

2 hojas de laurel

1 diente de ajo (opcional)

1 ramito de perejil

½ vaso de vino blanco

150 cc de caldo

de verduras

 

500 g de spaghetti

3 cucharadas

de aceite

1 cebolla picada

250 g de carne picada

1 zanahoria

rallada gruesa

500 g de tomates

1 lata de tomates perita

1 cucharada de

tomillo

2 hojas de laurel

1 diente de ajo (opcional)

1 ramito de perejil

½ vaso de vino blanco

150 cc de caldo

de verduras

 

Hervir abundante agua con sal y cocer los spaghetti hasta que estén al dente. Escurrir y reservar.

Sofreír en una sartén o en una cacerola con el aceite 1 cebolla picada, hasta que quede transparente. Incorporar la carne picada y saltear.

Añadir una zanahoria rallada gruesa y los tomates o tomates perita, pelados, despepitados y cortados en cubos.

Perfumar con tomillo, hojas de laurel fresco y ajo y perejil picados

Verter el vino blanco y llevar a hervor para que se evapore el alcohol.

Añadir el caldo de verduras y cocer a fuego lento, con la sartén o cacerola tapada, durante 30 minutos. Verter sobre los spaghetti, y servir caliente.



Hervir abundante agua con sal y cocer los spaghetti hasta que estén al dente. Escurrir y reservar.



Sofreír en una sartén o en una cacerola con el aceite 1 cebolla picada, hasta que quede transparente. Incorporar la carne picada y saltear.



Añadir una zanahoria rallada gruesa y los tomates o tomates perita, pelados, despepitados y cortados en cubos.



Perfumar con tomillo, hojas de laurel fresco y ajo y perejil picados



Verter el vino blanco y llevar a hervor para que se evapore el alcohol.



Añadir el caldo de verduras y cocer a fuego lento, con la sartén o cacerola tapada, durante 30 minutos. Verter sobre los spaghetti, y servir caliente.