(6 Porciones)

6 huevos

1 clara

1 pizca de sal

140 g de azúcar

140 g de harina

30 g de cacao amargo

70 g de mantequilla

derretida

100 ml de agua

100 g de azúcar

50 ml de kirsch

200 g mermelada

de guindas

500 g de crema

de leche

6 huevos

1 clara

1 pizca de sal

140 g de azúcar

140 g de harina

30 g de cacao amargo

70 g de mantequilla

derretida

100 ml de agua

100 g de azúcar

50 ml de kirsch

200 g mermelada

de guindas

500 g de crema

de leche

Batir a baño María los huevos, la clara, la sal y el azúcar hasta que estén tibios. Batir fuera del fuego con una batidora eléctrica a velocidad máxima hasta que la preparación se enfríe y forme punto cinta.

Tamizar la harina junto con el cacao e incorporarlos al batido con movimientos envolventes y suaves.

Agregar la mantequilla en forma de hilo y mezclar con movimientos suaves y envolventes.

Verter en un molde de 26 cm engrasado y enharinado. Hornear a 180° C de 35 a 40 minutos, aproximadamente. Desmoldar y reservar.

Colocar en una cacerola pequeña el agua y el azúcar. Llevar a ebullición y cocinar durante 1 minuto más hasta obtener un almíbar. Retirar y dejar enfriar. Bata la crema de leche hasta hacer chantilly.

Cortar el bizcocho en tres partes o capas, transversalmente. Humedecer las dos tapas inferiores con el almíbar, perfumar con el kirsch, esparcir la mermelada en cada una de las capas y coronar con la crema y algo de mermelada.



Batir a baño María los huevos, la clara, la sal y el azúcar hasta que estén tibios. Batir fuera del fuego con una batidora eléctrica a velocidad máxima hasta que la preparación se enfríe y forme punto cinta.



Tamizar la harina junto con el cacao e incorporarlos al batido con movimientos envolventes y suaves.



Agregar la mantequilla en forma de hilo y mezclar con movimientos suaves y envolventes.



Verter en un molde de 26 cm engrasado y enharinado. Hornear a 180° C de 35 a 40 minutos, aproximadamente. Desmoldar y reservar.



Colocar en una cacerola pequeña el agua y el azúcar. Llevar a ebullición y cocinar durante 1 minuto más hasta obtener un almíbar. Retirar y dejar enfriar. Bata la crema de leche hasta hacer chantilly.



Cortar el bizcocho en tres partes o capas, transversalmente. Humedecer las dos tapas inferiores con el almíbar, perfumar con el kirsch, esparcir la mermelada en cada una de las capas y coronar con la crema y algo de mermelada.