(15 Porciones)

100 g de

mantequilla

80 g de azúcar

l 400 g de harina

20 g de polvo para

hornear

Ralladura de 2

limones

1 huevo

210 ml de crema de

leche

100 g de pasas

Azúcar flor

100 g de

mantequilla

80 g de azúcar

l 400 g de harina

20 g de polvo para

hornear

Ralladura de 2

limones

1 huevo

210 ml de crema de

leche

100 g de pasas

Azúcar flor

Colocar la mantequilla junto con el azúcar, la harina y el polvo para hornear dentro de un bol. Trabajar todos los ingredientes hasta obtener una consistencia arenosa.

Añadir a la preparación anterior la ralladura de los limones, el huevo y la crema de leche. Incorporar las pasas y trabajar la masa hasta integrar todos los ingredientes, sin amasar en exceso. Cubrir con papel film y reservar en el refrigerador durante 1 hora.

Con un bolillo, estirar la masa a 3 cm de espesor sobre una mesa limpia. Espolvorear con harina, si fuera necesario. Con un cortante redondo, cortar los scones.

Disponer los scones sobre una bandeja para horno engrasada. Hornear a 180° C durante 16 minutos, aproximadamente, o hasta que estén apenas dorados.

Una vez listos, retirar del horno y dejar enfriar los scones sobre una rejilla. Espolvorear con azúcar flor y servir.



Colocar la mantequilla junto con el azúcar, la harina y el polvo para hornear dentro de un bol. Trabajar todos los ingredientes hasta obtener una consistencia arenosa.



Añadir a la preparación anterior la ralladura de los limones, el huevo y la crema de leche. Incorporar las pasas y trabajar la masa hasta integrar todos los ingredientes, sin amasar en exceso. Cubrir con papel film y reservar en el refrigerador durante 1 hora.



Con un bolillo, estirar la masa a 3 cm de espesor sobre una mesa limpia. Espolvorear con harina, si fuera necesario. Con un cortante redondo, cortar los scones.



Disponer los scones sobre una bandeja para horno engrasada. Hornear a 180° C durante 16 minutos, aproximadamente, o hasta que estén apenas dorados.



Una vez listos, retirar del horno y dejar enfriar los scones sobre una rejilla. Espolvorear con azúcar flor y servir.