(1 Porciones)

8 cdas de azúcar morena

8 cdas de sal marina

1 cda. de eneldo

1 cda. de pimienta

1 kg de filete de salmón rosado

Aceite de oliva, cantidad necesaria

8 cdas de azúcar morena

8 cdas de sal marina

1 cda. de eneldo

1 cda. de pimienta

1 kg de filete de salmón rosado

Aceite de oliva, cantidad necesaria

Colocar el azúcar, la sal marina, el eneldo picado y la pimienta en un tazón. Verter la mitad de la mezcla anterior en una fuente de vidrio. Apoyar el salmón sobre ella y cubrir toda la superficie con la mitad restante.

Cubrir con separadores de plástico y colocar un peso arriba. Llevar al refrigerador y dejar reposar allí durante 3 días para que el pescado suelte toda el agua.

Lave muy bien para quitar el exceso de sal. Con ayuda de un cuchillo filoso, retirarla piel, tratando de no retirar también la carne del salmón.

Cortar el pescado en láminas finas. Colocar las láminas dentro de un frasco previamente esterilizado y cubra con aceite de oliva. Tapar herméticamente y guardar en un lugar fresco y oscuro. También puede realizarse con aceite de maíz.



Colocar el azúcar, la sal marina, el eneldo picado y la pimienta en un tazón. Verter la mitad de la mezcla anterior en una fuente de vidrio. Apoyar el salmón sobre ella y cubrir toda la superficie con la mitad restante.



Cubrir con separadores de plástico y colocar un peso arriba. Llevar al refrigerador y dejar reposar allí durante 3 días para que el pescado suelte toda el agua.



Lave muy bien para quitar el exceso de sal. Con ayuda de un cuchillo filoso, retirarla piel, tratando de no retirar también la carne del salmón.



Cortar el pescado en láminas finas. Colocar las láminas dentro de un frasco previamente esterilizado y cubra con aceite de oliva. Tapar herméticamente y guardar en un lugar fresco y oscuro. También puede realizarse con aceite de maíz.