(6 Porciones)

Para la masa

2 tazas harina de arroz

2 tazas de almidón

de maíz

Sal, a gusto

20 g de levadura de

cerveza

100 ml de agua tibia

2 cucharadas de aceite

Para el relleno

1 taza de arroz cocido

50 g de tomates

confitados

80 g de aceitunas

verdes

1 huevo

100 g de espinaca cruda

Sal y pimienta, a gusto

100 g de queso blanco

descremado

100 g de queso magro

rallado

1 cucharadita de tomillo

Para la masa

2 tazas harina de arroz

2 tazas de almidón

de maíz

Sal, a gusto

20 g de levadura de

cerveza

100 ml de agua tibia

2 cucharadas de aceite

Para el relleno

1 taza de arroz cocido

50 g de tomates

confitados

80 g de aceitunas

verdes

1 huevo

100 g de espinaca cruda

Sal y pimienta, a gusto

100 g de queso blanco

descremado

100 g de queso magro

rallado

1 cucharadita de tomillo

Colocar en un tazón en forma de corona la harina, el almidón y la sal. Disolver la levadura en el agua tibia e incorporar en el centro junto al aceite. Tomar los ingredientes y formar una masa lisa, dejar reposar 30 minutos. Estirar la masa bien fina en forma rectangular sobre una superficie enharinada. Reservar.

Mezclar el arroz, los tomates hidratados y cortados en cuartos, las aceitunas fileteadas, el huevo duro picado grueso y la espinaca cruda cortada en juliana en un tazón. Salpimentar a gusto y emulsionar con el queso blanco y el queso rallado formando una preparación pastosa. Perfumar con el tomillo fresco. Extender la preparación sobre la masa y arrollar con cuidado. Envolver con papel film y llevar al congelador durante 10 minutos.

Retirar, cortar rodajas, acomodar los rótolos sobre una placa con una plancha de silicona y cocinar en horno precalentado a temperatura alta (alrededor de 240 ºC) durante 15 minutos o hasta dorar la masa. Servir acompañados de hojas verdes y bocconcini (pequeñas bolas de mozzarella).



Colocar en un tazón en forma de corona la harina, el almidón y la sal. Disolver la levadura en el agua tibia e incorporar en el centro junto al aceite. Tomar los ingredientes y formar una masa lisa, dejar reposar 30 minutos. Estirar la masa bien fina en forma rectangular sobre una superficie enharinada. Reservar.



Mezclar el arroz, los tomates hidratados y cortados en cuartos, las aceitunas fileteadas, el huevo duro picado grueso y la espinaca cruda cortada en juliana en un tazón. Salpimentar a gusto y emulsionar con el queso blanco y el queso rallado formando una preparación pastosa. Perfumar con el tomillo fresco. Extender la preparación sobre la masa y arrollar con cuidado. Envolver con papel film y llevar al congelador durante 10 minutos.



Retirar, cortar rodajas, acomodar los rótolos sobre una placa con una plancha de silicona y cocinar en horno precalentado a temperatura alta (alrededor de 240 ºC) durante 15 minutos o hasta dorar la masa. Servir acompañados de hojas verdes y bocconcini (pequeñas bolas de mozzarella).