(4 Porciones)

150 g de tocino ahumado

2 cebollas perla

1 pimentón rojo

1 cucharadita de aceite

50 g de repollo blanco

Sal y pimienta

1 cucharadita de azúcar

1 hoja de laurel

50 ml de vino blanco

140 g de mantequilla

50 g de queso rallado

Semillas de girasol

1 masa básica al huevo

150 g de tocino ahumado

2 cebollas perla

1 pimentón rojo

1 cucharadita de aceite

50 g de repollo blanco

Sal y pimienta

1 cucharadita de azúcar

1 hoja de laurel

50 ml de vino blanco

140 g de mantequilla

50 g de queso rallado

Semillas de girasol

1 masa básica al huevo

Para el relleno, sofreír el tocino ahumado cortado en cubos pequeños, el pimentón en cuadraditos y las cebollas en juliana en una sartén con el aceite. Agregar el repollo cortado en juliana, mezclar y condimentar con sal, pimienta y el azúcar.

Añadir la hoja de laurel y el vino blanco. Cocer a fuego suave durante15 minutos. Verter el chucrut en un colador y presionar con una cuchara de madera hasta escurrir todo el líquido.

Estirar la masa para pasta de modo que quede bien delgada y cortar un rectángulo de 45 x 60 cm. Distribuir el relleno de chucrut sobre el rectángulo y untar el borde de uno de los lados largos con clara de huevo.

Con las dos manos, enrollar desde el extremo largo opuesto al pincelado, ajustando bien. Cerrar el cilindro adhiriendo el extremo pincelado con la clara.

Sujetar el cilindro sin presionar y con un cuchillo, cortar porciones de 3 cm de ancho.

Untar una fuente con mantequilla, ubicar las rodajas y rociar con la mitad de la mantequilla derretida. Espolvorear con el queso rallado y las semillas de girasol. Hornear a 200°C por 20 minutos. Rociar el resto de la mantequilla y cocinar 20 minutos más.



Para el relleno, sofreír el tocino ahumado cortado en cubos pequeños, el pimentón en cuadraditos y las cebollas en juliana en una sartén con el aceite. Agregar el repollo cortado en juliana, mezclar y condimentar con sal, pimienta y el azúcar.



Añadir la hoja de laurel y el vino blanco. Cocer a fuego suave durante15 minutos. Verter el chucrut en un colador y presionar con una cuchara de madera hasta escurrir todo el líquido.



Estirar la masa para pasta de modo que quede bien delgada y cortar un rectángulo de 45 x 60 cm. Distribuir el relleno de chucrut sobre el rectángulo y untar el borde de uno de los lados largos con clara de huevo.



Con las dos manos, enrollar desde el extremo largo opuesto al pincelado, ajustando bien. Cerrar el cilindro adhiriendo el extremo pincelado con la clara.



Sujetar el cilindro sin presionar y con un cuchillo, cortar porciones de 3 cm de ancho.



Untar una fuente con mantequilla, ubicar las rodajas y rociar con la mitad de la mantequilla derretida. Espolvorear con el queso rallado y las semillas de girasol. Hornear a 200°C por 20 minutos. Rociar el resto de la mantequilla y cocinar 20 minutos más.