(15 Porciones)

5 huevos

200 g de azúcar

1 cucharada de miel

40 g de harina

10 g de cacao en polvo

1 pizca de sal

50 g de mantequilla derretida

1 pizca de colorante en

pasta rojo

Cream cheese

100 g de mantequilla

225 g de queso tipo americano

1 cucharadita de esencia de

vainilla

100 g de azúcar flor

Azúcar flor, para

Espolvorear

5 huevos

200 g de azúcar

1 cucharada de miel

40 g de harina

10 g de cacao en polvo

1 pizca de sal

50 g de mantequilla derretida

1 pizca de colorante en

pasta rojo

Cream cheese

100 g de mantequilla

225 g de queso tipo americano

1 cucharadita de esencia de

vainilla

100 g de azúcar flor

Azúcar flor, para

Espolvorear

Colocar en un bol los huevos, el azúcar y la miel y batir hasta alcanzar el punto cinta o letra. Reservar.

Tamizar la harina, el cacao y una pizca de sal para que se aireen los ingredientes. Incorporarlos a la preparación anterior de a poco, revolviendo hasta lograr una pasta homogénea. Añadir la mantequilla derretida y el colorante en pasta rojo. Mezclar con espátula y movimientos envolventes.

Volcar la preparación en una bandeja para horno, con papel encerado sobre la base. Esparcir la preparación con una espátula, de modo que llegue a todos los bordes. Llevar al horno a 200° C durante 10 o 15 minutos. Retirar y enrollar con un paño. Dejar enfriar.

Para el relleno de cream cheese, colocar la mantequilla a temperatura ambiente junto con el queso en la batidora. Batir hasta que ambos ingredientes se incorporen bien. Añadir la esencia de vainilla y seguir batiendo. Agregar el azúcar flor y mezclar hasta obtener una crema homogénea.

Cubrir la superfice de masa con el cream cheese, con ayuda de una espátula plana.

Enrollar la masa con cuidado de que no se quiebre. Colocar sobre una bandeja con la unión de masa hacia abajo.

Espolvorear la superficie del enrollado con azúcar flor y servir.



Colocar en un bol los huevos, el azúcar y la miel y batir hasta alcanzar el punto cinta o letra. Reservar.



Tamizar la harina, el cacao y una pizca de sal para que se aireen los ingredientes. Incorporarlos a la preparación anterior de a poco, revolviendo hasta lograr una pasta homogénea. Añadir la mantequilla derretida y el colorante en pasta rojo. Mezclar con espátula y movimientos envolventes.



Volcar la preparación en una bandeja para horno, con papel encerado sobre la base. Esparcir la preparación con una espátula, de modo que llegue a todos los bordes. Llevar al horno a 200° C durante 10 o 15 minutos. Retirar y enrollar con un paño. Dejar enfriar.



Para el relleno de cream cheese, colocar la mantequilla a temperatura ambiente junto con el queso en la batidora. Batir hasta que ambos ingredientes se incorporen bien. Añadir la esencia de vainilla y seguir batiendo. Agregar el azúcar flor y mezclar hasta obtener una crema homogénea.



Cubrir la superfice de masa con el cream cheese, con ayuda de una espátula plana.



Enrollar la masa con cuidado de que no se quiebre. Colocar sobre una bandeja con la unión de masa hacia abajo.



Espolvorear la superficie del enrollado con azúcar flor y servir.