(2 Porciones)

1 litro de leche

entera

Jugo de limón

1 litro de leche

entera

Jugo de limón

Colocar la leche en una olla o cacerola y ponerla a calentar a fuego medio.

Cuando llegue al punto de ebullición, agregar la mitad del jugo de limón y dejar que la leche hierva. En ese momento, agregar el jugo restante y dejar que vuelva a hervir.

En el momento del hervor, la leche debe “cortarse”, quedando por un lado el suero, un líquido de color amarillento traslúcido, y por otro lado, el cuajo, blanco y espeso, con el que se hará el queso cottage.

Una vez cuajada la leche, colarla por cucharadas sobre un lienzo colocado encima de un colador.

Dejar escurrir completamente todo el suero, esto llevará unos 15 o 20 minutos. Si se desea, se puede guardar el suero y utilizarlo en sopas, aderezos y distintos tipos de preparaciones que lo requieran.

Una vez escurrido bien todo el suero, pasar el queso cottage a un recipiente y enfriarlo 2 horas en el refrigerador. Mantenerlo refrigerado.



Colocar la leche en una olla o cacerola y ponerla a calentar a fuego medio.



Cuando llegue al punto de ebullición, agregar la mitad del jugo de limón y dejar que la leche hierva. En ese momento, agregar el jugo restante y dejar que vuelva a hervir.



En el momento del hervor, la leche debe “cortarse”, quedando por un lado el suero, un líquido de color amarillento traslúcido, y por otro lado, el cuajo, blanco y espeso, con el que se hará el queso cottage.



Una vez cuajada la leche, colarla por cucharadas sobre un lienzo colocado encima de un colador.



Dejar escurrir completamente todo el suero, esto llevará unos 15 o 20 minutos. Si se desea, se puede guardar el suero y utilizarlo en sopas, aderezos y distintos tipos de preparaciones que lo requieran.



Una vez escurrido bien todo el suero, pasar el queso cottage a un recipiente y enfriarlo 2 horas en el refrigerador. Mantenerlo refrigerado.