(4 Porciones)

1 pulpo mediano

1 cucharada de sal

Limón, para acompañar

1 pulpo mediano

1 cucharada de sal

Limón, para acompañar

Lavar el pulpo, debajo del grifo, con abundante agua fría. En una olla amplia colocar agua y sal.

Llevar a punto de ebullición. Tomar el pulpo por la cabeza con una cuchara de madera. Sumergir y retirar del agua hirviendo 3 veces seguidas para que se contraigan los tentáculos.

Introducir en la cacerola y hervir hasta que esté tierno.

Retirar, escurrir y cortar los tentáculos en trozos. Servir con limón en gajos.



Lavar el pulpo, debajo del grifo, con abundante agua fría. En una olla amplia colocar agua y sal.



Llevar a punto de ebullición. Tomar el pulpo por la cabeza con una cuchara de madera. Sumergir y retirar del agua hirviendo 3 veces seguidas para que se contraigan los tentáculos.



Introducir en la cacerola y hervir hasta que esté tierno.



Retirar, escurrir y cortar los tentáculos en trozos. Servir con limón en gajos.