(4 Porciones)

1 pulpo

Sal

Aceite

Pimentón dulce

1 pulpo

Sal

Aceite

Pimentón dulce

Lavar el pulpo, debajo de la llave del agua, con abundante agua fría. En una olla amplia colocar agua y 1 cucharada colmada de sal. Llevar a punto de ebullición. Tomar el pulpo por la cabeza con una cuchara de madera. Sumergir y retirar del agua hirviendo 3 veces seguidas para que se contraigan los tentáculos. Introducir en la cacerola y hervir hasta que esté tierno.

Retirar, escurrir y cortar los tentáculos en trozos.

Colocar aceite en una sartén hasta cubrir el fondo. Llevar al fuego y entibiar. Retirar y espolvorear con 2 cucharadas de pimentón.

Acomodar el pulpo hervido y cortado en trozos en una fuente que pueda llevarse también a la mesa. Salpimentar a gusto.

Verter el aceite aromatizado con el pimentón sobre el pulpo. Mezclar para saborizar todos los trozos. Dejar reposar unos minutos y servir.



Lavar el pulpo, debajo de la llave del agua, con abundante agua fría. En una olla amplia colocar agua y 1 cucharada colmada de sal. Llevar a punto de ebullición. Tomar el pulpo por la cabeza con una cuchara de madera. Sumergir y retirar del agua hirviendo 3 veces seguidas para que se contraigan los tentáculos. Introducir en la cacerola y hervir hasta que esté tierno.



Retirar, escurrir y cortar los tentáculos en trozos.



Colocar aceite en una sartén hasta cubrir el fondo. Llevar al fuego y entibiar. Retirar y espolvorear con 2 cucharadas de pimentón.



Acomodar el pulpo hervido y cortado en trozos en una fuente que pueda llevarse también a la mesa. Salpimentar a gusto.



Verter el aceite aromatizado con el pimentón sobre el pulpo. Mezclar para saborizar todos los trozos. Dejar reposar unos minutos y servir.