(12 Porciones)

Para la crema de limón

4 yemas

150 g (un poco menos

de 2/3 de taza) de azúcar

50 g (un poco menos de

¼ de taza) de almidón

de maíz

500 ml (dos tazas)

de leche

3/4 de taza de jugo

de limón

 

Para la masa brisée

250 g de harina

125 g de manteca

1 huevo

Agua helada

5 g (menos de media

cucharadita) de sal

30 g de azúcar (opcional)

 

Para la cubierta

(350 g, aproximadamente)

240 g (menos de una

taza) de azúcar

4 claras

Para la crema de limón

4 yemas

150 g (un poco menos

de 2/3 de taza) de azúcar

50 g (un poco menos de

¼ de taza) de almidón

de maíz

500 ml (dos tazas)

de leche

3/4 de taza de jugo

de limón

 

Para la masa brisée

250 g de harina

125 g de manteca

1 huevo

Agua helada

5 g (menos de media

cucharadita) de sal

30 g de azúcar (opcional)

 

Para la cubierta

(350 g, aproximadamente)

240 g (menos de una

taza) de azúcar

4 claras

Para la crema de limón, batir enérgicamente las yemas junto con ¾ partes del azúcar, el almidón de maíz y el jugo de limón.

Hervir la leche con el azúcar restante. Verter sobre la preparación anterior y mezclar. Colar y llevar a fuego suave. Cocinar hasta que la mezcla hierva y espese.

Para la masa, trabajar la harina con la manteca hasta obtener un granulado, con los dedos o en la procesadora. Hacer una corona y colocar en el hueco los demás ingredientes. Unir todo sin unir demasiado la masa. Dejar reposar en el refrigerador 30 minutos, envuelto en papel film. Forrar una tartera con la masa brisée (o quebrada) y llevar a la heladera 10 minutos. Retirar y cocinar en horno moderado, a 180 °C, hasta dorar. Dejar enfriar. Verter la crema de limón caliente sobre la tarta y cubrir con papel film

Una vez fría la crema de limón, raspar su superficie para que quede como un campo arado.

Para la cubierta, preparar un merengue italiano. Hacer un almíbar con el azúcar. Batir las claras a nieve. Cuando empiecen a formar picos, verter el almíbar en forma de hilo constante mientras se bate. Seguir hasta que la preparación enfríe por completo. Usar en el momento. Colocar el merengue en una manga con boquilla rizada. Formar una línea con el merengue a lo largo de la tarta. Sobre esta, realizar pequeñas líneas perpendiculares, con 1 o 2 cm de distancia entre sí. Repetir para formar el enrejado.

Dorar el merengue en horno a temperatura máxima.



Para la crema de limón, batir enérgicamente las yemas junto con ¾ partes del azúcar, el almidón de maíz y el jugo de limón.



Hervir la leche con el azúcar restante. Verter sobre la preparación anterior y mezclar. Colar y llevar a fuego suave. Cocinar hasta que la mezcla hierva y espese.



Para la masa, trabajar la harina con la manteca hasta obtener un granulado, con los dedos o en la procesadora. Hacer una corona y colocar en el hueco los demás ingredientes. Unir todo sin unir demasiado la masa. Dejar reposar en el refrigerador 30 minutos, envuelto en papel film. Forrar una tartera con la masa brisée (o quebrada) y llevar a la heladera 10 minutos. Retirar y cocinar en horno moderado, a 180 °C, hasta dorar. Dejar enfriar. Verter la crema de limón caliente sobre la tarta y cubrir con papel film



Una vez fría la crema de limón, raspar su superficie para que quede como un campo arado.



Para la cubierta, preparar un merengue italiano. Hacer un almíbar con el azúcar. Batir las claras a nieve. Cuando empiecen a formar picos, verter el almíbar en forma de hilo constante mientras se bate. Seguir hasta que la preparación enfríe por completo. Usar en el momento. Colocar el merengue en una manga con boquilla rizada. Formar una línea con el merengue a lo largo de la tarta. Sobre esta, realizar pequeñas líneas perpendiculares, con 1 o 2 cm de distancia entre sí. Repetir para formar el enrejado.



Dorar el merengue en horno a temperatura máxima.