(5 Porciones)

200 g de pejerreyes o sardinas

300 ml de leche

Sal, a gusto

200 g de harina

Aceite, para freír

200 g de pejerreyes o sardinas

300 ml de leche

Sal, a gusto

200 g de harina

Aceite, para freír

Sumergir los pejerreyes o sardinas (ya limpios y sin espinas) en leche ligeramente salada durante unos minutos y escurrir.

Pasar por harina hasta que estén cubiertos de manera uniforme.

Colocar en un tamiz y sacudir para retirar la harina sobrante.

Freír por tandas en abundante aceite caliente durante hasta que queden dorados.

Escurrir sobre papel absorbente y servir.



Sumergir los pejerreyes o sardinas (ya limpios y sin espinas) en leche ligeramente salada durante unos minutos y escurrir.



Pasar por harina hasta que estén cubiertos de manera uniforme.



Colocar en un tamiz y sacudir para retirar la harina sobrante.



Freír por tandas en abundante aceite caliente durante hasta que queden dorados.



Escurrir sobre papel absorbente y servir.