(6 Porciones)

2 pechugas

1 cabeza de ajo (opcional)

Sal y pimienta, a gusto

50 ml de aceite de oliva

Cuartos de limón

2 pechugas

1 cabeza de ajo (opcional)

Sal y pimienta, a gusto

50 ml de aceite de oliva

Cuartos de limón

Eliminar la piel de las pechugas con ayuda de un papel absorbente para evitar que se deslicen. Seccionar cuidadosamente los huesos de las alas por la articulación.

Realizar incisiones a ambos lados del hueso coracoides, liberarlo con los dedos y desechar.

Cortar a lo largo de la quilla del esternón con la punta de un cuchillo y dejarla al descubierto. Sujetar con fuerza y tirar hacia atrás para desprenderla. Cortar a lo largo y separar las pechugas.

Filetear las pechugas: que queden 3 filetes delgados por pechuga. Lo que sigue es opcional: hornear la cabeza de ajo envuelta en papel de aluminio, cortarla a la mitad a lo ancho y retirar la pulpa.

Untar los filetes con la pulpa de ajo, si así lo desea. Luego salpimentar a gusto. Acomodar los filetes en una bandeja y rociar con aceite de oliva. Cubrir con papel film y marinar en la heladera por 30 minutos.

Colocar los filetes en una plancha de hierro caliente. Untarlos con el aceite de la marinada, cocer de un lado y dar vuelta. Volver a rociar con aceite y completar la cocción. Retirar y servir.



Eliminar la piel de las pechugas con ayuda de un papel absorbente para evitar que se deslicen. Seccionar cuidadosamente los huesos de las alas por la articulación.



Realizar incisiones a ambos lados del hueso coracoides, liberarlo con los dedos y desechar.



Cortar a lo largo de la quilla del esternón con la punta de un cuchillo y dejarla al descubierto. Sujetar con fuerza y tirar hacia atrás para desprenderla. Cortar a lo largo y separar las pechugas.



Filetear las pechugas: que queden 3 filetes delgados por pechuga. Lo que sigue es opcional: hornear la cabeza de ajo envuelta en papel de aluminio, cortarla a la mitad a lo ancho y retirar la pulpa.



Untar los filetes con la pulpa de ajo, si así lo desea. Luego salpimentar a gusto. Acomodar los filetes en una bandeja y rociar con aceite de oliva. Cubrir con papel film y marinar en la heladera por 30 minutos.



Colocar los filetes en una plancha de hierro caliente. Untarlos con el aceite de la marinada, cocer de un lado y dar vuelta. Volver a rociar con aceite y completar la cocción. Retirar y servir.