(20 Porciones)

Para la masa

200 g harina

100 g de mantequilla

40 g de azúcar

2 yemas

Unas gotas de

esencia de vainilla

Para el relleno

450 g de azúcar

2 cucharadas de

jugo de limón

120 ml de crema de leche

120 g de mantequilla

110 g de nueces

110 g de almendras

Ralladura de 1 naranja

Para el glaseado

de yema

1 yema

1 cucharada de agua

Una pizca de sal

Para la masa

200 g harina

100 g de mantequilla

40 g de azúcar

2 yemas

Unas gotas de

esencia de vainilla

Para el relleno

450 g de azúcar

2 cucharadas de

jugo de limón

120 ml de crema de leche

120 g de mantequilla

110 g de nueces

110 g de almendras

Ralladura de 1 naranja

Para el glaseado

de yema

1 yema

1 cucharada de agua

Una pizca de sal

Para la masa, tamizar la harina sobre un recipiente. Agregar la mantequilla fría cortada en cubos y el azúcar. Trabajar con las manos hasta formar un arenado. Batir ligeramente las yemas con unas gotas de esencia de vainilla y añadir a la preparación anterior.

Trabajar nuevamente con las manos, hasta obtener una masa homogénea. Formar un bollo y llevar al refrigerador, cubierto con papel film, durante 30 minutos.

Para el relleno, colocar el azúcar y el limón en una sartén sobre fuego suave. Cocinar hasta obtener un caramelo claro. Retirar del fuego y agregar la crema tibia. Revolver bien. Agregar la mantequilla cortada en cubos y mezclar con ayuda de una espátula. Con una cuchilla, picar groseramente las nueces y las almendras. Agregarlas a la preparación anterior. Perfumar con la ralladura de naranja.

Estirar la masa con un rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada hasta que tenga 3 mm de espesor. Cortar 20 círculos con un cortante. Forrar con ellos pequeños moldes de una bandeja para muffins. Cortar círculos del mismo tamaño que los anteriores, con un cortante de borde ondeado. Con un cortante más pequeño, calar una forma en el centro de cada círculo ondeado.

Para el glaseado, batir la yema junto con el agua y la sal. Con ayuda de un pincel de cocina, humedecer los círculos dispuestos en la bandeja para muffins con el glaseado de yema. Distribuir el relleno en los moldes hasta cubrir 2/3 partes y presionar con el revés de la cuchara, para que no quede aire.

Tapar con los círculos de bordes ondeados. Presionar con los dedos para sellar la unión. Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada, 180° C, durante 20 minutos. Dejar enfriar y desmoldar. Para facilitar la operación, hacerlos girar apenas en el mismo molde y luego retirarlos de la bandeja.



Para la masa, tamizar la harina sobre un recipiente. Agregar la mantequilla fría cortada en cubos y el azúcar. Trabajar con las manos hasta formar un arenado. Batir ligeramente las yemas con unas gotas de esencia de vainilla y añadir a la preparación anterior.



Trabajar nuevamente con las manos, hasta obtener una masa homogénea. Formar un bollo y llevar al refrigerador, cubierto con papel film, durante 30 minutos.



Para el relleno, colocar el azúcar y el limón en una sartén sobre fuego suave. Cocinar hasta obtener un caramelo claro. Retirar del fuego y agregar la crema tibia. Revolver bien. Agregar la mantequilla cortada en cubos y mezclar con ayuda de una espátula. Con una cuchilla, picar groseramente las nueces y las almendras. Agregarlas a la preparación anterior. Perfumar con la ralladura de naranja.



Estirar la masa con un rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada hasta que tenga 3 mm de espesor. Cortar 20 círculos con un cortante. Forrar con ellos pequeños moldes de una bandeja para muffins. Cortar círculos del mismo tamaño que los anteriores, con un cortante de borde ondeado. Con un cortante más pequeño, calar una forma en el centro de cada círculo ondeado.



Para el glaseado, batir la yema junto con el agua y la sal. Con ayuda de un pincel de cocina, humedecer los círculos dispuestos en la bandeja para muffins con el glaseado de yema. Distribuir el relleno en los moldes hasta cubrir 2/3 partes y presionar con el revés de la cuchara, para que no quede aire.



Tapar con los círculos de bordes ondeados. Presionar con los dedos para sellar la unión. Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada, 180° C, durante 20 minutos. Dejar enfriar y desmoldar. Para facilitar la operación, hacerlos girar apenas en el mismo molde y luego retirarlos de la bandeja.