(30 Porciones)

250 g de mantequilla

100 g de azúcar flor

Unas gotas de esencia de vainilla

350 g de harina

Una pizca de sal

Azúcar flor extra, para decorar

250 g de mantequilla

100 g de azúcar flor

Unas gotas de esencia de vainilla

350 g de harina

Una pizca de sal

Azúcar flor extra, para decorar

Batir la mantequilla junto con el azúcar flor hasta obtener una crema lisa y homogénea. Perfumar con la esencia de vainilla.

Tamizar la harina junto con la sal directamente sobre el batido anterior.

Mezclar con las manos hasta obtener una masa suave.

Tomar pequeñas porciones de masa y hacerlas rodar entre las palmas de las manos para formar esferas. Terminar toda la masa.

Disponer las esferas en una bandeja para horno, dejar suficiente espacio entre cada una, ya que crecen durante la cocción. Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada, 180° C, alrededor de 10 minutos. Las esferas no deben dorarse.

Retirar del horno y espolvorear con abundante azúcar flor. Dejar enfriar y volver a espolvorear.



Batir la mantequilla junto con el azúcar flor hasta obtener una crema lisa y homogénea. Perfumar con la esencia de vainilla.



Tamizar la harina junto con la sal directamente sobre el batido anterior.



Mezclar con las manos hasta obtener una masa suave.



Tomar pequeñas porciones de masa y hacerlas rodar entre las palmas de las manos para formar esferas. Terminar toda la masa.



Disponer las esferas en una bandeja para horno, dejar suficiente espacio entre cada una, ya que crecen durante la cocción. Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada, 180° C, alrededor de 10 minutos. Las esferas no deben dorarse.



Retirar del horno y espolvorear con abundante azúcar flor. Dejar enfriar y volver a espolvorear.