(8 Porciones)

1 lámina de bizcochuelo

Mermelada de frutillas

4 claras

8 cdas. de azúcar

250 g de crema

250 g de frutillas

7 g de gelatina sin sabor

Jugo de 1 limón

Baño de chocolate

1 lámina de bizcochuelo

Mermelada de frutillas

4 claras

8 cdas. de azúcar

250 g de crema

250 g de frutillas

7 g de gelatina sin sabor

Jugo de 1 limón

Baño de chocolate

Tapizar la base de un molde desmoldable con papel film. Luego, cubrirla con la lámina de bizcochuelo.Untar con la mermelada en forma pareja.

Batir las claras hasta que estén espumosas, agregar el azúcar poco a poco y seguir batiendo hasta lograr un merengue firme y brillante. Batir la crema a medio punto.

Licuar las frutillas y mezclarlas con la gelatina caliente previamente hidratada en el jugo de limón. Luego, agregar el merengue con movimientos suaves y envolventes y, por último, la crema batida.

Colocar la preparación dentro del molde previamente tapizado con la lámina de bizcochuelo y llevar al refrigerador durante cuatro horas. Desmoldar con cuidado y decorar con el baño de chocolate. Este pastel adquiere mejor consistencia si permanece en el refrigerador durante toda la noche.



Tapizar la base de un molde desmoldable con papel film. Luego, cubrirla con la lámina de bizcochuelo.Untar con la mermelada en forma pareja.



Batir las claras hasta que estén espumosas, agregar el azúcar poco a poco y seguir batiendo hasta lograr un merengue firme y brillante. Batir la crema a medio punto.



Licuar las frutillas y mezclarlas con la gelatina caliente previamente hidratada en el jugo de limón. Luego, agregar el merengue con movimientos suaves y envolventes y, por último, la crema batida.



Colocar la preparación dentro del molde previamente tapizado con la lámina de bizcochuelo y llevar al refrigerador durante cuatro horas. Desmoldar con cuidado y decorar con el baño de chocolate. Este pastel adquiere mejor consistencia si permanece en el refrigerador durante toda la noche.