(30 Porciones)

1 kg de harina

25 g de sal

600 cc de leche

70 g de levadura

fresca

100 g de manteca

200 g de salvado

de trigo

1 kg de harina

25 g de sal

600 cc de leche

70 g de levadura

fresca

100 g de manteca

200 g de salvado

de trigo

Coloque en un tazón la harina y la sal. En el centro coloque la preparación de la leche y la levadura fresca ya espumada.

Agregue la mantequilla blanda y el salvado. Amase hasta unir por completo. Haga un bollo, cubra con un paño limpio y deje descansar 30 minutos a temperatura ambiente.

Arme los bollos de pan del tamaño de la palma de la mano. Amáselos.

Colóquelos en una placa para horno, tápelos con un paño limpio y déjelos leudar a temperatura ambiente hasta que dupliquen su volumen. Cocine en horno a 180 °C durante 15 minutos.



Coloque en un tazón la harina y la sal. En el centro coloque la preparación de la leche y la levadura fresca ya espumada.



Agregue la mantequilla blanda y el salvado. Amase hasta unir por completo. Haga un bollo, cubra con un paño limpio y deje descansar 30 minutos a temperatura ambiente.



Arme los bollos de pan del tamaño de la palma de la mano. Amáselos.



Colóquelos en una placa para horno, tápelos con un paño limpio y déjelos leudar a temperatura ambiente hasta que dupliquen su volumen. Cocine en horno a 180 °C durante 15 minutos.