(1 Porciones)

40 g de levadura

125 ml de leche

500 g de harina

200 g de mantequilla

40 g de azúcar

1 yema

1 cdita. esencia

de vainilla

100 g de mazapán

50 g de mantequilla

50 g de almendras

fileteadas

Frutas confitadas

Azúcar flor

40 g de levadura

125 ml de leche

500 g de harina

200 g de mantequilla

40 g de azúcar

1 yema

1 cdita. esencia

de vainilla

100 g de mazapán

50 g de mantequilla

50 g de almendras

fileteadas

Frutas confitadas

Azúcar flor

Disolver la levadura en la leche tibia, incorporar 300 gramos de harina y trabajar hasta obtener la consistencia de un engrudo. Dejar reposar tapada hasta que duplique su volumen.

En un bol, batir la mantequilla con el azúcar. Agregar la yema y continuar batiendo. Para perfumar, incorporar unas gotas de esencia de vainilla. Incorporar a la preparación la harina restante y batir hasta obtener una masa homogénea. Por último, unir ambas preparaciones y trabajarlas con cuchara de madera hasta que se integren.

Colocar la masa sobre una mesa de trabajo limpia y amasar durante 10 minutos hasta formar una masa lisa. Colocar en un bol y dejar reposar tapado, en un lugar cálido hasta que duplique su volumen, aproximadamente, 30 minutos.

Picar en trozos las cáscaras de naranja y las almendras. Estirar la masa y colocar en el centro las frutas. Agregar las pasas de uva. Enrollar la masa cuidadosamente.

Cortar en trozos del mismo tamaño.

Volver a unir todos los trozos, amasar nuevamente para integrar bien todo y dejar reposar la preparación entre 30 y 40 minutos. Una vez pasado ese tiempo, realizar con el mazapán un cilindro. Por otra parte, estirar la masa con forma de óvalo, colocar el mazapán en el centro y cerrar como si fuera una empanada.

Colocar el stollen en una bandeja para horno apenas engrasada y pincelar con mantequilla derretida. Cubrir la superficie con almendras fileteadas. Tapar y dejar levar nuevamente hasta que duplique su volumen. Hornear a 180 °C, durante 45 minutos. Retirar, dejar enfriar y espolvorear con azúcar flor.



Disolver la levadura en la leche tibia, incorporar 300 gramos de harina y trabajar hasta obtener la consistencia de un engrudo. Dejar reposar tapada hasta que duplique su volumen.



En un bol, batir la mantequilla con el azúcar. Agregar la yema y continuar batiendo. Para perfumar, incorporar unas gotas de esencia de vainilla. Incorporar a la preparación la harina restante y batir hasta obtener una masa homogénea. Por último, unir ambas preparaciones y trabajarlas con cuchara de madera hasta que se integren.



Colocar la masa sobre una mesa de trabajo limpia y amasar durante 10 minutos hasta formar una masa lisa. Colocar en un bol y dejar reposar tapado, en un lugar cálido hasta que duplique su volumen, aproximadamente, 30 minutos.



Picar en trozos las cáscaras de naranja y las almendras. Estirar la masa y colocar en el centro las frutas. Agregar las pasas de uva. Enrollar la masa cuidadosamente.



Cortar en trozos del mismo tamaño.



Volver a unir todos los trozos, amasar nuevamente para integrar bien todo y dejar reposar la preparación entre 30 y 40 minutos. Una vez pasado ese tiempo, realizar con el mazapán un cilindro. Por otra parte, estirar la masa con forma de óvalo, colocar el mazapán en el centro y cerrar como si fuera una empanada.



Colocar el stollen en una bandeja para horno apenas engrasada y pincelar con mantequilla derretida. Cubrir la superficie con almendras fileteadas. Tapar y dejar levar nuevamente hasta que duplique su volumen. Hornear a 180 °C, durante 45 minutos. Retirar, dejar enfriar y espolvorear con azúcar flor.