(1 Porciones)

1 kg de harina integral

25 g de sal

50 g de levadura fresca

600 ml de agua

2 cucharadas de aceite de oliva

1 clara de huevo

Semillas de sésamo.

1 kg de harina integral

25 g de sal

50 g de levadura fresca

600 ml de agua

2 cucharadas de aceite de oliva

1 clara de huevo

Semillas de sésamo.

Tamizar la harina integral con la sal. Disponer a modo de corona y agregar en el centro la levadura fresca desmenuzada y un chorro de agua tibia. Mezclar y dejar que espume.

Agregar el aceite de oliva. Trabajar con las manos, incorporando el agua restante hasta lograr una masa tierna. Tapar con un paño y dejar leudar en un lugar tibio hasta que duplique su volumen. Desgasificar amasando desde el centro a los extremos. Formar un bollo, ubicar sobre una bandeja de horno y leudar hasta que duplique su volumen.

Pincelar el pan con clara de huevo.

Cubrir la superficie con semillas de sésamo en forma abundante. Llevar a horno mediano (170° C) por 1 hora.



Tamizar la harina integral con la sal. Disponer a modo de corona y agregar en el centro la levadura fresca desmenuzada y un chorro de agua tibia. Mezclar y dejar que espume.



Agregar el aceite de oliva. Trabajar con las manos, incorporando el agua restante hasta lograr una masa tierna. Tapar con un paño y dejar leudar en un lugar tibio hasta que duplique su volumen. Desgasificar amasando desde el centro a los extremos. Formar un bollo, ubicar sobre una bandeja de horno y leudar hasta que duplique su volumen.



Pincelar el pan con clara de huevo.



Cubrir la superficie con semillas de sésamo en forma abundante. Llevar a horno mediano (170° C) por 1 hora.