(1 Porciones)

50 g de levadura fresca

250 ml de agua

100 g de azúcar

750 g de harina integral

10 g de sal

60 g de manteca a

temperatura ambiente

200 ml de leche

Semillas varias

50 g de levadura fresca

250 ml de agua

100 g de azúcar

750 g de harina integral

10 g de sal

60 g de manteca a

temperatura ambiente

200 ml de leche

Semillas varias

Colocar la levadura en un recipiente, agregar un poco de agua tibia, 1 cucharada de azúcar y 1 cucharadade harina. Cubrir el recipiente con papel film y dejar leudar durante 15 minutos. Tamizar la harina con la sal y formar una corona. En el centro colocar la manteca, la leche y la levadura fermentada.

Agregar el agua y formar una masa. Dejar leudar en un lugar cálido, hasta que duplique su volumen.

Colocar la masa en una superficie de trabajo ligeramente enharinada y amasar. Si la masa está pegajosa, añadir un poco más de harina. Dar forma alargada y colocar la masa dentro de un molde para pan rectangular. Cubrir con un paño y dejar leudar nuevamente.

Pincelar la superficie del pan con leche y espolvorear con semillas de sésamo, de chía, de linaza y hojuelas de avena. Cocinar en horno precalentado, a temperatura alta (alrededor de 220 ºC) durante 50 minutos. Dejar pasar el calor fuerte y desmoldar con cuidado.



Colocar la levadura en un recipiente, agregar un poco de agua tibia, 1 cucharada de azúcar y 1 cucharadade harina. Cubrir el recipiente con papel film y dejar leudar durante 15 minutos. Tamizar la harina con la sal y formar una corona. En el centro colocar la manteca, la leche y la levadura fermentada.



Agregar el agua y formar una masa. Dejar leudar en un lugar cálido, hasta que duplique su volumen.



Colocar la masa en una superficie de trabajo ligeramente enharinada y amasar. Si la masa está pegajosa, añadir un poco más de harina. Dar forma alargada y colocar la masa dentro de un molde para pan rectangular. Cubrir con un paño y dejar leudar nuevamente.



Pincelar la superficie del pan con leche y espolvorear con semillas de sésamo, de chía, de linaza y hojuelas de avena. Cocinar en horno precalentado, a temperatura alta (alrededor de 220 ºC) durante 50 minutos. Dejar pasar el calor fuerte y desmoldar con cuidado.