(2 Porciones)

50 g de levadura

1 y 1/2 tazas de leche tibia

200 g de azúcar

100 g de manteca

5 huevos

1 cucharada de extracto de malta

1 cucharadita de agua de azahar

Ralladura de 1 limón

1 kg de harina

500 g de nueces y almendras

Glaseado

300 g de azúcar flor

1 cucharada de jugo de limón

50 g de levadura

1 y 1/2 tazas de leche tibia

200 g de azúcar

100 g de manteca

5 huevos

1 cucharada de extracto de malta

1 cucharadita de agua de azahar

Ralladura de 1 limón

1 kg de harina

500 g de nueces y almendras

Glaseado

300 g de azúcar flor

1 cucharada de jugo de limón

Disolver la levadura en 1/2 taza de leche tibia y 1 cucharada de azúcar.

Batir la manteca con el resto del azúcar hasta lograr una crema. Agregar 4 huevos, la leche, el extracto de malta, el agua de azahar y la ralladura. Integrar.

Agregar la harina y la levadura disuelta. Mezclar hasta lograr una masa lisa. Cubrir con un paño y dejar leudar.

Colocar la masa sobre una mesada enharinada y amasar. Agregar las frutas secas y dividir la masa en dos bollos.

Colocar los bollos en moldes de papel de 1/2 kg y dejar leudar hasta que dupliquen su volumen. Pincelarlos con el huevo restante batido y cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada (alrededor de 180 ºC) 1 hora. Para el glaseado, mezclar el azúcar impalpable con el jugo de limón; batir hasta lograr una mezcla lisa. Bañar los panes con el glaseado y espolvorear con frutas secas.



Disolver la levadura en 1/2 taza de leche tibia y 1 cucharada de azúcar.



Batir la manteca con el resto del azúcar hasta lograr una crema. Agregar 4 huevos, la leche, el extracto de malta, el agua de azahar y la ralladura. Integrar.



Agregar la harina y la levadura disuelta. Mezclar hasta lograr una masa lisa. Cubrir con un paño y dejar leudar.



Colocar la masa sobre una mesada enharinada y amasar. Agregar las frutas secas y dividir la masa en dos bollos.



Colocar los bollos en moldes de papel de 1/2 kg y dejar leudar hasta que dupliquen su volumen. Pincelarlos con el huevo restante batido y cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada (alrededor de 180 ºC) 1 hora. Para el glaseado, mezclar el azúcar impalpable con el jugo de limón; batir hasta lograr una mezcla lisa. Bañar los panes con el glaseado y espolvorear con frutas secas.