(30 Porciones)

25 g de levadura fresca

250 cc de agua

1 cda. de azúcar

500 g de harina

1 cda. de sal

1 cda. de aceite de maíz

25 g de levadura fresca

250 cc de agua

1 cda. de azúcar

500 g de harina

1 cda. de sal

1 cda. de aceite de maíz

En un recipiente, mezcle la levadura fresca con el agua y el azúcar. Deje espumar y reserve. En otro recipiente, coloque la harina 000 y la sal y vierta el aceite de maíz en el centro; por último, agregue la levadura y mezcle. Amase hasta lograr un bollo liso y homogéneo. Tape con un paño, lleve a un lugar tibio y deje leudar 30 minutos. Desgasifique (apretando la masa) y separe en 30 porciones.

Extienda la masa en forma redonda hasta lograr un espesor de 1,5 cm en cada porción.

Ubique en una placa para horno, dejando un espacio de 5 cm. Deje leudar durante 15 minutos.

Espolvoree con harina y cocine en horno caliente durante 15 minutos. Retire y cubra con un lienzo hasta que se enfríen.



En un recipiente, mezcle la levadura fresca con el agua y el azúcar. Deje espumar y reserve. En otro recipiente, coloque la harina 000 y la sal y vierta el aceite de maíz en el centro; por último, agregue la levadura y mezcle. Amase hasta lograr un bollo liso y homogéneo. Tape con un paño, lleve a un lugar tibio y deje leudar 30 minutos. Desgasifique (apretando la masa) y separe en 30 porciones.



Extienda la masa en forma redonda hasta lograr un espesor de 1,5 cm en cada porción.



Ubique en una placa para horno, dejando un espacio de 5 cm. Deje leudar durante 15 minutos.



Espolvoree con harina y cocine en horno caliente durante 15 minutos. Retire y cubra con un lienzo hasta que se enfríen.