(6 Porciones)

Para los ñoquis

750 g de zapallo

250 g de harina

Sal, a gusto

Nuez moscada, a gusto

Para la salsa

800 g de tomates

1 chalota

50 ml de caldo de

verduras

50 g de hongos variados

1 cucharadita de

orégano fresco

Sal y pimienta, a gusto

Para los ñoquis

750 g de zapallo

250 g de harina

Sal, a gusto

Nuez moscada, a gusto

Para la salsa

800 g de tomates

1 chalota

50 ml de caldo de

verduras

50 g de hongos variados

1 cucharadita de

orégano fresco

Sal y pimienta, a gusto

Cocinar el zapallo al horno o en el microondas hasta que resulte blando. Descartar las semillas y la cáscara, reservar la pulpa y aplastarla hasta obtener un puré. Disponer la harina junto con la sal en forma de corona sobre la superficie de trabajo. Colocar el puré de zapallo en el centro e incorporar los ingredientes hasta formar una masa lisa. Incorporar 1 cucharada de agua, de ser necesario. Dejar descansar la masa durante 20 minutos.

Formar cilindros y con un cuchillo, cortar porciones de 2 cm o 3 cm cada una. Marcar los ñoquis con un tenedor o torneador y espolvorear con harina. Cocinar los ñoquis en abundante agua hirviente con sal. Cuando suben a la superficie, retirarlos con ayuda de una espumadera. Reservar calientes.

Para la salsa, pelar y despepitar los tomates. Cortarlos en cubos pequeños y cocinarlos junto con la chalota picada y el caldo de verduras. A los pocos minutos, incorporar los champiñones y callampas fileteados. Condimentar con el orégano, sal y pimienta, a gusto. Servir los ñoquis acompañados por la salsa de hongos.



Cocinar el zapallo al horno o en el microondas hasta que resulte blando. Descartar las semillas y la cáscara, reservar la pulpa y aplastarla hasta obtener un puré. Disponer la harina junto con la sal en forma de corona sobre la superficie de trabajo. Colocar el puré de zapallo en el centro e incorporar los ingredientes hasta formar una masa lisa. Incorporar 1 cucharada de agua, de ser necesario. Dejar descansar la masa durante 20 minutos.



Formar cilindros y con un cuchillo, cortar porciones de 2 cm o 3 cm cada una. Marcar los ñoquis con un tenedor o torneador y espolvorear con harina. Cocinar los ñoquis en abundante agua hirviente con sal. Cuando suben a la superficie, retirarlos con ayuda de una espumadera. Reservar calientes.



Para la salsa, pelar y despepitar los tomates. Cortarlos en cubos pequeños y cocinarlos junto con la chalota picada y el caldo de verduras. A los pocos minutos, incorporar los champiñones y callampas fileteados. Condimentar con el orégano, sal y pimienta, a gusto. Servir los ñoquis acompañados por la salsa de hongos.