(4 Porciones)

1 l de leche

1 cucharadita de sal

30 g de mantequilla

350 g de sémola

2 yemas

100 g (un poco más de 1/3 de taza) de tocino ahumado

4 cucharadas de queso rallado

Sal y pimienta, a gusto

60 g (dos cucharadas) de queso azul

60 g de queso parmesano rallado

Nuez moscada, a gusto

150 ml (2/3 de taza) de crema de leche

1 l de leche

1 cucharadita de sal

30 g de mantequilla

350 g de sémola

2 yemas

100 g (un poco más de 1/3 de taza) de tocino ahumado

4 cucharadas de queso rallado

Sal y pimienta, a gusto

60 g (dos cucharadas) de queso azul

60 g de queso parmesano rallado

Nuez moscada, a gusto

150 ml (2/3 de taza) de crema de leche

Echar la leche, la sal y la mantequilla en una olla.

Llevar a punto de ebullición y agregar la sémola en forma de lluvia, revolviendo con una cuchara de madera para que no se formen grumos. Cocinar durante 10 minutos a fuego suave.

Retirar del fuego, dejar entibiar y agregar las yemas, el tocino ahumado y picado y el queso rallado. Condimentar con sal, pimienta y nuez moscada. Mezclar bien.

Verter la preparación sobre una placa humedecida con agua. Extender y estirar con una cuchara mojada hasta lograr 1 cm de espesor, aproximadamente. Dejar enfriar.

Humedecer o aceitar un cortante redondo de 4 cm de diámetro y cortar medallones de la placa de sémola.

Acomodarlos en una fuente para horno enmantequillada, en forma escalonada, y distribuir el queso azul en cubos. Espolvorear con el queso parmesano rallado y rociar con la crema de leche. Hornear a 200 °C por 25 o 30 minutos.



Echar la leche, la sal y la mantequilla en una olla.



Llevar a punto de ebullición y agregar la sémola en forma de lluvia, revolviendo con una cuchara de madera para que no se formen grumos. Cocinar durante 10 minutos a fuego suave.



Retirar del fuego, dejar entibiar y agregar las yemas, el tocino ahumado y picado y el queso rallado. Condimentar con sal, pimienta y nuez moscada. Mezclar bien.



Verter la preparación sobre una placa humedecida con agua. Extender y estirar con una cuchara mojada hasta lograr 1 cm de espesor, aproximadamente. Dejar enfriar.



Humedecer o aceitar un cortante redondo de 4 cm de diámetro y cortar medallones de la placa de sémola.



Acomodarlos en una fuente para horno enmantequillada, en forma escalonada, y distribuir el queso azul en cubos. Espolvorear con el queso parmesano rallado y rociar con la crema de leche. Hornear a 200 °C por 25 o 30 minutos.