(4 Porciones)

260 g de harina

180 g de azúcar

80 g de mantequilla

1 huevo

Ralladura de 1 limón

Relleno:

1 lata de leche

condensada

400 ml de leche de

coco

100 g de coco rallado

3 huevos

Jugo y ralladura de

1 limón

Decoración:

100 ml de crema

de leche

Arándanos frescos,

cantidad necesaria

1 cucharada de coco

rallado

Hojas de menta

260 g de harina

180 g de azúcar

80 g de mantequilla

1 huevo

Ralladura de 1 limón

Relleno:

1 lata de leche

condensada

400 ml de leche de

coco

100 g de coco rallado

3 huevos

Jugo y ralladura de

1 limón

Decoración:

100 ml de crema

de leche

Arándanos frescos,

cantidad necesaria

1 cucharada de coco

rallado

Hojas de menta

Decore también con crema de leche batida y una hojita de menta. Colocar la harina con el azúcar y la mantequilla en un procesador de alimentos. Procesar hasta lograr una textura arenosa.

Agregar el huevo y la ralladura de limón. Volver a procesar hasta integrar y lograr una masa lisa y tierna. Reservar en el refrigerador durante 30 minutos. Retirar. Estirar la masa sobre una superficie ligeramente enharinada hasta que tenga 3 mm de espesor.

Forrar los moldes para tartaletas. Reservar en el congelador hasta que estén completamente duras. Hornear a 180 °C durante 10 minutos o hasta que la masa esté apenas dorada.

Para el relleno, colocar la leche condensada dentro de un bol. Añadir la leche de coco, el coco rallado, los huevos y el jugo y la ralladura de limón. Mezclar bien hasta integrar y verter en una jarrita.

Rellenar las tartaletas y llevar la preparación a horno moderado durante 15 minutos o hasta que el relleno esté cocido. Retirar y dejar enfriar.

Batir la crema a medio punto. Servir los minipies con una cucharada de crema batida, arándanos frescos y el coco rallado. Decorar con hojas de menta fresca.



Decore también con crema de leche batida y una hojita de menta. Colocar la harina con el azúcar y la mantequilla en un procesador de alimentos. Procesar hasta lograr una textura arenosa.



Agregar el huevo y la ralladura de limón. Volver a procesar hasta integrar y lograr una masa lisa y tierna. Reservar en el refrigerador durante 30 minutos. Retirar. Estirar la masa sobre una superficie ligeramente enharinada hasta que tenga 3 mm de espesor.



Forrar los moldes para tartaletas. Reservar en el congelador hasta que estén completamente duras. Hornear a 180 °C durante 10 minutos o hasta que la masa esté apenas dorada.



Para el relleno, colocar la leche condensada dentro de un bol. Añadir la leche de coco, el coco rallado, los huevos y el jugo y la ralladura de limón. Mezclar bien hasta integrar y verter en una jarrita.



Rellenar las tartaletas y llevar la preparación a horno moderado durante 15 minutos o hasta que el relleno esté cocido. Retirar y dejar enfriar.



Batir la crema a medio punto. Servir los minipies con una cucharada de crema batida, arándanos frescos y el coco rallado. Decorar con hojas de menta fresca.