(1 Porciones)

6 naranjas amargas

2 cdas. de sal gruesa

2 l de jugo de naranjas dulces

500 g de azúcar.1

6 naranjas amargas

2 cdas. de sal gruesa

2 l de jugo de naranjas dulces

500 g de azúcar.1

Lavar bien las naranjas amargas. Colocarlas en una olla con abundante agua y sal gruesa y hervir durante 15 minutos. Retirarlas y lavarlas muy bien hasta eliminar completamente la sal. Pelarlas tratando de obtener trozos grandes de cáscara. Eliminar la parte blanca y amarga y cortar las cáscaras en tiras finas. Hervirlas en agua durante 5 minutos y cuele. Reservar.

Cortar por la mitad las naranjas y exprímalas. Medir la cantidad de jugo resultante y completarlo con jugo de naranjas dulces hasta llegar a los dos litros. Reservar.

Pesar las cáscaras que había reservado. Por cada 500 g coloque 500 g de azúcar y 2 litros de jugo de naranjas en una olla.

Cocinar a fuego bajo durante 2 horas hasta que espese lo suficiente como para que si pasa una cuchara de madera por el centro de la preparación quede marcado un surco. Esterilizar los frascos y envasar la preparación.



Lavar bien las naranjas amargas. Colocarlas en una olla con abundante agua y sal gruesa y hervir durante 15 minutos. Retirarlas y lavarlas muy bien hasta eliminar completamente la sal. Pelarlas tratando de obtener trozos grandes de cáscara. Eliminar la parte blanca y amarga y cortar las cáscaras en tiras finas. Hervirlas en agua durante 5 minutos y cuele. Reservar.



Cortar por la mitad las naranjas y exprímalas. Medir la cantidad de jugo resultante y completarlo con jugo de naranjas dulces hasta llegar a los dos litros. Reservar.



Pesar las cáscaras que había reservado. Por cada 500 g coloque 500 g de azúcar y 2 litros de jugo de naranjas en una olla.



Cocinar a fuego bajo durante 2 horas hasta que espese lo suficiente como para que si pasa una cuchara de madera por el centro de la preparación quede marcado un surco. Esterilizar los frascos y envasar la preparación.