(40 Porciones)

160 g de mantequilla

200 g de harina

160 g de azúcar flor

Una pizca de sal

Una pizca de bicarbonato de sodio

2 cucharadas de café instantáneo

2 cucharadas de leche

80 g de nueces picadas

Unas gotas de esencia de vainilla

100 g de chocolate

cobertura negro

 

160 g de mantequilla

200 g de harina

160 g de azúcar flor

Una pizca de sal

Una pizca de bicarbonato de sodio

2 cucharadas de café instantáneo

2 cucharadas de leche

80 g de nueces picadas

Unas gotas de esencia de vainilla

100 g de chocolate

cobertura negro

 

Batir la mantequilla a punto pomada con la harina, el azúcar, la sal, el bicarbonato de sodio y el café.

Verter la leche, agregar las nueces y perfumar con la esencia de vainilla. Mezclar, con ayuda de una espátula, hasta formar una pasta.

Trabajar la pasta con las manos hasta formar un bollo de masa. De ser necesario, agregar un poco más de harina.

Tomar porciones de la masa con la mano y hacerlas rodar entre las palmas para formar esferas. Disponerlas en una bandeja para horno engrasada, bien separadas unas de otras.

Aplastar las esferas suavemente con los dedos. Cocinar en horno precalentado, a temperatura alta, 200° C, durante 10 minutos. Retirar y dejar enfriar a temperatura ambiente.

Derretir el chocolate en el horno de microondas y sumergir en él las galletas, hasta la mitad. Secar en una plancha de silicona o papel mantequilla.



Batir la mantequilla a punto pomada con la harina, el azúcar, la sal, el bicarbonato de sodio y el café.



Verter la leche, agregar las nueces y perfumar con la esencia de vainilla. Mezclar, con ayuda de una espátula, hasta formar una pasta.



Trabajar la pasta con las manos hasta formar un bollo de masa. De ser necesario, agregar un poco más de harina.



Tomar porciones de la masa con la mano y hacerlas rodar entre las palmas para formar esferas. Disponerlas en una bandeja para horno engrasada, bien separadas unas de otras.



Aplastar las esferas suavemente con los dedos. Cocinar en horno precalentado, a temperatura alta, 200° C, durante 10 minutos. Retirar y dejar enfriar a temperatura ambiente.



Derretir el chocolate en el horno de microondas y sumergir en él las galletas, hasta la mitad. Secar en una plancha de silicona o papel mantequilla.