(12 Porciones)

100 g de mantequilla

100 g de azúcar pulverizada

2 claras

1 cdita. de esencia de vainilla

100 g de harina tamizada

100 g de mantequilla

100 g de azúcar pulverizada

2 claras

1 cdita. de esencia de vainilla

100 g de harina tamizada

Bata la mantequilla con el azúcar pulverizada hasta que la preparación resulte cremosa. Agregue las claras de a una y la esencia de vainilla. Continúe batiendo en forma sostenida.

Agregue la harina tamizada en forma de lluvia e integre con una espátula.

Coloque la preparación en una manga con boquilla lisa de 1 cm de diámetro.

Con la manga, realice bastones de 5 cm de largo sobre placas untadas con mantequilla y enharinadas. Cocine en horno precalentado a 180 ºC hasta que estén apenas doradas. Retire con una espátula y deje enfriar sobre una rejilla. Una vez frías, consérvelas en envases herméticos.



Bata la mantequilla con el azúcar pulverizada hasta que la preparación resulte cremosa. Agregue las claras de a una y la esencia de vainilla. Continúe batiendo en forma sostenida.



Agregue la harina tamizada en forma de lluvia e integre con una espátula.



Coloque la preparación en una manga con boquilla lisa de 1 cm de diámetro.



Con la manga, realice bastones de 5 cm de largo sobre placas untadas con mantequilla y enharinadas. Cocine en horno precalentado a 180 ºC hasta que estén apenas doradas. Retire con una espátula y deje enfriar sobre una rejilla. Una vez frías, consérvelas en envases herméticos.