(12 Porciones)

300 g de

mantequilla

500 g de harina

10 g de sal

250 ml de agua

Crema de rosas:

250 ml de crema

de leche

50 g de azúcar flor

5 ml de agua de rosas

50 g de pistachos

300 g de frutos rojos

Fruta fresca, cantidad

Necesaria

300 g de

mantequilla

500 g de harina

10 g de sal

250 ml de agua

Crema de rosas:

250 ml de crema

de leche

50 g de azúcar flor

5 ml de agua de rosas

50 g de pistachos

300 g de frutos rojos

Fruta fresca, cantidad

Necesaria

Para el hojaldre, trabajar la mantequilla junto con la harina y la sal, hasta formar una pasta.

Añadir el agua y continuar trabajando los ingredientes, hasta obtener una masa lisa y homogénea.

Estirar la masa con mucho cuidado, dándole una forma rectangular. El largo de la masa debe ser 3 veces el tamaño del ancho. Doblar 1/3 parte de la masa hacia delante, retirar el exceso de harina y, si está muy seca, pintar apenas con agua caliente. Doblar la otra parte de la masa hacia atrás, sobre el resto de la masa. Dejar descansar 30 minutos en el refrigerador. Retirar la masa del frío y estirar hacia delante con el palo de amasar. Volver a hacer el doblez indicado antes y llevar nuevamente al refrigerador. Una vez fría, estirar la masa a 1 cm de espesor y cortar rectángulos del tamaño deseado. Disponer sobre una bandeja para horno y hornear a 190° C durante 12 minutos o hasta que la superficie esté dorada.

Para la crema de rosas, batir la crema de leche junto con el azúcar flor y el agua de rosas hasta obtener un punto chantilly. Reservar en el refrigerador hasta el momento de utilizarla.

Disponer los pistachos en una bandeja para horno y tostar durante unos 12 minutos en horno a 190° C.

Disponer una porción de crema de rosas sobre la superficie del hojadre. Decorar con pistachos tostados y la fruta fresca cortada.



Para el hojaldre, trabajar la mantequilla junto con la harina y la sal, hasta formar una pasta.



Añadir el agua y continuar trabajando los ingredientes, hasta obtener una masa lisa y homogénea.



Estirar la masa con mucho cuidado, dándole una forma rectangular. El largo de la masa debe ser 3 veces el tamaño del ancho. Doblar 1/3 parte de la masa hacia delante, retirar el exceso de harina y, si está muy seca, pintar apenas con agua caliente. Doblar la otra parte de la masa hacia atrás, sobre el resto de la masa. Dejar descansar 30 minutos en el refrigerador. Retirar la masa del frío y estirar hacia delante con el palo de amasar. Volver a hacer el doblez indicado antes y llevar nuevamente al refrigerador. Una vez fría, estirar la masa a 1 cm de espesor y cortar rectángulos del tamaño deseado. Disponer sobre una bandeja para horno y hornear a 190° C durante 12 minutos o hasta que la superficie esté dorada.



Para la crema de rosas, batir la crema de leche junto con el azúcar flor y el agua de rosas hasta obtener un punto chantilly. Reservar en el refrigerador hasta el momento de utilizarla.



Disponer los pistachos en una bandeja para horno y tostar durante unos 12 minutos en horno a 190° C.



Disponer una porción de crema de rosas sobre la superficie del hojadre. Decorar con pistachos tostados y la fruta fresca cortada.