(30 Porciones)

250 g de

mantequilla

75 g de azúcar flor

125 g de harina

1 cucharadita de

polvo para hornear

125 g de almidón

de maíz

30 g de cacao

en polvo

Cacao en polvo

extra, para decorar

250 g de

mantequilla

75 g de azúcar flor

125 g de harina

1 cucharadita de

polvo para hornear

125 g de almidón

de maíz

30 g de cacao

en polvo

Cacao en polvo

extra, para decorar

Batir la mantequilla a punto pomada con el azúcar flor, hasta formar una crema lisa y homogénea.

Tamizar la harina y el polvo para hornear sobre la preparación anterior y mezclar bien.

Agregar el almidón de maíz y el cacao. Integrar con ayuda de una espátula, hasta tener una preparación lisa.

Disponer pequeños moldes de papel individuales en una placa de metal para muffins. Cargar una manga con la mezcla anterior y colocar una porción en cada molde.

Espolvorear la superficie con abundante cacao en polvo.

Aplastar suavemente la parte superior de cada galleta con un tenedor. Cocinar en horno precalentado, a temperatura alta, 200° C, durante 10 minutos. Retirar y dejar enfriar a temperatura ambiente.



Batir la mantequilla a punto pomada con el azúcar flor, hasta formar una crema lisa y homogénea.



Tamizar la harina y el polvo para hornear sobre la preparación anterior y mezclar bien.



Agregar el almidón de maíz y el cacao. Integrar con ayuda de una espátula, hasta tener una preparación lisa.



Disponer pequeños moldes de papel individuales en una placa de metal para muffins. Cargar una manga con la mezcla anterior y colocar una porción en cada molde.



Espolvorear la superficie con abundante cacao en polvo.



Aplastar suavemente la parte superior de cada galleta con un tenedor. Cocinar en horno precalentado, a temperatura alta, 200° C, durante 10 minutos. Retirar y dejar enfriar a temperatura ambiente.