(96 Porciones)

1 kg de harina

2 cditas. de sal

20 g de levadura fresca

1/4 de taza de leche

200 g de mantequilla

20 g de malta

350 cc de agua

1 kg de harina

2 cditas. de sal

20 g de levadura fresca

1/4 de taza de leche

200 g de mantequilla

20 g de malta

350 cc de agua

Coloque la harina y la sal en un tazón. Haga un hoyo en el centro, a modo de corona, y agregue la levadura fresca desmenuzada. Incorpore la leche tibia, tape con un paño limpio y deje espumar en un lugar tibio. Agregue la mantequilla derretida, y la malta. Incorpore lentamente el agua y mezcle muy bien.

Amase hasta lograr un bollo de consistencia pesada. Tape con un paño limpio y deje leudar hasta que duplique su volumen.

Extienda con un uslero hasta lograr un espesor de 1/2 cm. Corte círculos de 5 cm.

Coloque los círculos de masa en una placa para horno apenas engrasada. Pinche con un tenedor para que no se inflen. Cocine en horno fuerte durante 15 minutos.Consérvelas en frascos o latas herméticas para que se conserven por más tiempo.



Coloque la harina y la sal en un tazón. Haga un hoyo en el centro, a modo de corona, y agregue la levadura fresca desmenuzada. Incorpore la leche tibia, tape con un paño limpio y deje espumar en un lugar tibio. Agregue la mantequilla derretida, y la malta. Incorpore lentamente el agua y mezcle muy bien.



Amase hasta lograr un bollo de consistencia pesada. Tape con un paño limpio y deje leudar hasta que duplique su volumen.



Extienda con un uslero hasta lograr un espesor de 1/2 cm. Corte círculos de 5 cm.



Coloque los círculos de masa en una placa para horno apenas engrasada. Pinche con un tenedor para que no se inflen. Cocine en horno fuerte durante 15 minutos.Consérvelas en frascos o latas herméticas para que se conserven por más tiempo.