(15 Porciones)

125 g de harina

25 g de azúcar flor

100 g de mantequilla

1 cucharadita de ralladura de naranja

Adornos de azúcar, para decorar

Azúcar flor, para espolvorear

Para el glasé

1 clara

Azúcar glass, cantidad necesaria

125 g de harina

25 g de azúcar flor

100 g de mantequilla

1 cucharadita de ralladura de naranja

Adornos de azúcar, para decorar

Azúcar flor, para espolvorear

Para el glasé

1 clara

Azúcar glass, cantidad necesaria

Procesar la harina, el azúcar flor y la mantequilla hasta formar una masa y perfumar con ralladura de naranja. Llevar al refrigerador, cubierta en papel film, al menos, 30 minutos.

Estirar la masa con un rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada hasta que tenga 5 mm de espesor.

Marcar la masa con un cortante con forma de doble corazón y luego hacer presión con el mismo molde sólo por los bordes, para que la forma del centro no se corte. También se pueden utilizar 2 moldes de distintos tamaños.

Distribuir las galletas en una bandeja para horno. Cocinar en horno precalentado, a temperatura alta, 190° C, 15 minutos. Retirar y dejar enfriar. Espolvorear con abundante azúcar glass.

Para el glasé, mezclar la clara con el azúcar flor hasta obtener un glasé. Colocarlo en una manga y cubrir el corazón central de la galleta.

Decorar con adornos de azúcar color rojo.



Procesar la harina, el azúcar flor y la mantequilla hasta formar una masa y perfumar con ralladura de naranja. Llevar al refrigerador, cubierta en papel film, al menos, 30 minutos.



Estirar la masa con un rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada hasta que tenga 5 mm de espesor.



Marcar la masa con un cortante con forma de doble corazón y luego hacer presión con el mismo molde sólo por los bordes, para que la forma del centro no se corte. También se pueden utilizar 2 moldes de distintos tamaños.



Distribuir las galletas en una bandeja para horno. Cocinar en horno precalentado, a temperatura alta, 190° C, 15 minutos. Retirar y dejar enfriar. Espolvorear con abundante azúcar glass.



Para el glasé, mezclar la clara con el azúcar flor hasta obtener un glasé. Colocarlo en una manga y cubrir el corazón central de la galleta.



Decorar con adornos de azúcar color rojo.