(12 Porciones)

100 g de almendras

150 g de azúcar

200 g de masa de hojaldre

1 huevo

Leche

100 g de almendras

150 g de azúcar

200 g de masa de hojaldre

1 huevo

Leche

Moler las almendras y mezclar junto con el azúcar. Reservar.

Estirar el hojaldre en forma rectangular, hasta que tenga 3 mm de espesor. Cortar rectángulos de 10 × 5 cm. Batir el huevo con un poco de leche y pintar con esta mezcla toda la superficie de la masa. Distribuir la mezcla de almendras y azúcar sobre la mitad de los rectángulos.

Cubrir con los rectángulos restantes y presionar levemente con la palma de la mano, para que las masas queden bien unidas.

Practicar un corte vertical en el medio de cada rectángulo, de modo que atraviese ambas masas y llegue a 2 cm de cada borde lateral.

Doblar uno de los laterales hacia el centro y pasarlo por el tajo realizado.

Llevar el mismo lateral hacia fuera. Repetir el procedimiento con todos los rectángulos. Dejar en la heladera por 10 minutos. Distribuir las formitas en una bandeja para horno enmantecada. Batir el huevo con la leche y pincelar la superficie de cada formita. Cocinar en horno precalentado, a temperatura alta, 200º C, durante 15 minutos. Retirar y dejar enfriar a temperatura ambiente.



Moler las almendras y mezclar junto con el azúcar. Reservar.



Estirar el hojaldre en forma rectangular, hasta que tenga 3 mm de espesor. Cortar rectángulos de 10 × 5 cm. Batir el huevo con un poco de leche y pintar con esta mezcla toda la superficie de la masa. Distribuir la mezcla de almendras y azúcar sobre la mitad de los rectángulos.



Cubrir con los rectángulos restantes y presionar levemente con la palma de la mano, para que las masas queden bien unidas.



Practicar un corte vertical en el medio de cada rectángulo, de modo que atraviese ambas masas y llegue a 2 cm de cada borde lateral.



Doblar uno de los laterales hacia el centro y pasarlo por el tajo realizado.



Llevar el mismo lateral hacia fuera. Repetir el procedimiento con todos los rectángulos. Dejar en la heladera por 10 minutos. Distribuir las formitas en una bandeja para horno enmantecada. Batir el huevo con la leche y pincelar la superficie de cada formita. Cocinar en horno precalentado, a temperatura alta, 200º C, durante 15 minutos. Retirar y dejar enfriar a temperatura ambiente.