(12 Porciones)

Masa

150 g de mantequilla

220 g de azúcar rubia

2 huevos

1 cdita. de esencia de

vainilla

1 cdita. de café

instantáneo

180 g de café espresso

250 g de crema de

leche

200 g de harina

½ cdita de

bicarbonato de sodio

1 pizca de sal

1 cdita. de cacao

en polvo

Frosting de café

100 g de merengue

italiano

1 cdita. de café

Instantáneo

Masa

150 g de mantequilla

220 g de azúcar rubia

2 huevos

1 cdita. de esencia de

vainilla

1 cdita. de café

instantáneo

180 g de café espresso

250 g de crema de

leche

200 g de harina

½ cdita de

bicarbonato de sodio

1 pizca de sal

1 cdita. de cacao

en polvo

Frosting de café

100 g de merengue

italiano

1 cdita. de café

Instantáneo

PARA LA MASA Batir en un bol la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar con una batidora eléctrica hasta lograr una consistencia cremosa.

Agregar los huevos, la esencia de vainilla, el café instantáneo, el café espresso y la crema de leche. Batir hasta lograr una preparación homogénea.

Incorporar la harina, el bicarbonato, la sal y el cacao. Integrar con movimientos envolventes hasta lograr una preparación lisa.

Colocar en moldes para cupcakes hasta cubrir las 3/4 partes de cada molde. Llevar a horno precalentado y hornear a 180 °C durante 20 minutos. Retirar y dejar enfriar.

FROSTING DE CAFÉ Con una espátula, colocar un copo de merengue italiano mezclado con el café instantáneo sobre la superficie de cada cupcake y con la parte redondeada externa de una cuchara, hacer movimientos en forma no pareja para lograr un aspecto “despeinado”.



PARA LA MASA Batir en un bol la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar con una batidora eléctrica hasta lograr una consistencia cremosa.



Agregar los huevos, la esencia de vainilla, el café instantáneo, el café espresso y la crema de leche. Batir hasta lograr una preparación homogénea.



Incorporar la harina, el bicarbonato, la sal y el cacao. Integrar con movimientos envolventes hasta lograr una preparación lisa.



Colocar en moldes para cupcakes hasta cubrir las 3/4 partes de cada molde. Llevar a horno precalentado y hornear a 180 °C durante 20 minutos. Retirar y dejar enfriar.



FROSTING DE CAFÉ Con una espátula, colocar un copo de merengue italiano mezclado con el café instantáneo sobre la superficie de cada cupcake y con la parte redondeada externa de una cuchara, hacer movimientos en forma no pareja para lograr un aspecto “despeinado”.