(24 Porciones)

Para la masa

300 g (una taza y ¼) de harina

1 cdta de polvo para hornear

150 g (un poco menos de 2/3 de taza) de manteca

80 g (1/3 de taza) de azúcar

Agua fría, cantidad necesaria

Para el relleno

250 ml (1 taza) de crema de leche

100 g (un poco más de 1/3 de taza) de azúcar

7 g (1/2 cdta) de gelatina sin sabor

25 ml (dos cdtas) de agua fría

375 g (una taza y ½) de frutos rojos (frambuesas, arándanos,

moras)

 

Para la masa

300 g (una taza y ¼) de harina

1 cdta de polvo para hornear

150 g (un poco menos de 2/3 de taza) de manteca

80 g (1/3 de taza) de azúcar

Agua fría, cantidad necesaria

Para el relleno

250 ml (1 taza) de crema de leche

100 g (un poco más de 1/3 de taza) de azúcar

7 g (1/2 cdta) de gelatina sin sabor

25 ml (dos cdtas) de agua fría

375 g (una taza y ½) de frutos rojos (frambuesas, arándanos,

moras)

 

Mezclar la harina, el polvo para hornear, la manteca y el azúcar. Agregar lentamente el agua y trabajar la masa. Envolverla con papel film y dejar descansar en el refrigerador. Retirar y estirar la masa sobre una superficie enharinada. Cubrir un molde engrasado y enharinado. Cocinar en horno moderado, a 180 °C, hasta que esté apenas dorada. Retirar y dejar enfriar.

Para el relleno, batir la crema de leche con el azúcar a medio punto (hasta que se puedan formar cerritos suaves cuando se deja caer). Hidratar la gelatina en el agua fría.

Lavar los frutos rojos, quitarles el tallito y colocar 50 g en un procesador de alimentos o en la licuadora. Reservar el resto para decorar. Procesarlos hasta obtener un puré.

Calentar la gelatina hidratada en el microondas y mezclarla con el puré de frutos rojos.

Mezclar el puré de frutos rojos con la crema batida con movimientos suaves y envolventes.

Disponer la preparación sobre la masa fría. Cubrir con los frutos rojos limpios y llevar a la heladera durante 2 horas. Retirar del frío y cortar en cuadrados.



Mezclar la harina, el polvo para hornear, la manteca y el azúcar. Agregar lentamente el agua y trabajar la masa. Envolverla con papel film y dejar descansar en el refrigerador. Retirar y estirar la masa sobre una superficie enharinada. Cubrir un molde engrasado y enharinado. Cocinar en horno moderado, a 180 °C, hasta que esté apenas dorada. Retirar y dejar enfriar.



Para el relleno, batir la crema de leche con el azúcar a medio punto (hasta que se puedan formar cerritos suaves cuando se deja caer). Hidratar la gelatina en el agua fría.



Lavar los frutos rojos, quitarles el tallito y colocar 50 g en un procesador de alimentos o en la licuadora. Reservar el resto para decorar. Procesarlos hasta obtener un puré.



Calentar la gelatina hidratada en el microondas y mezclarla con el puré de frutos rojos.



Mezclar el puré de frutos rojos con la crema batida con movimientos suaves y envolventes.



Disponer la preparación sobre la masa fría. Cubrir con los frutos rojos limpios y llevar a la heladera durante 2 horas. Retirar del frío y cortar en cuadrados.